Aun siendo veterano, Carlos Santana hace ajustes de lugar

ARLINGTON. En medio de lo que bien podría ser su temporada más productiva con el madero, el ya veterano Carlos Santana parece haber llegado a una etapa en la que sabe quién es como ligamayorista y cuál es su papel en un equipo que aspira a lo más alto en el 2016.

“En la vida nada es fácil”, dijo Santana. “Todo se toma su tiempo”.

A sus 30 años, el dominicano puede citar muchos obstáculos superados en su carrera: Una lesión bien fuerte en la rodilla izquierda en el 2010 como novato, síntomas de una contusión cerebral en el 2012, bajos promedios de bateo (aunque con sólidos porcentajes de embasarse) y finalmente la realidad de no tener un futuro como receptor, su posición natural.

Pero ahora, acomodado como designado y primera base ocasional en los Indios, Santana es de los veteranos cruciales de la Tribu, equipo que busca su primer título de la División Central de la Liga Americana desde el 2007.

“Primero está la salud, ya que he estado jugando al 100%”, comentó el oriundo de Santo Domingo. “Y nada, la temporada es larga, y lo que hay que hacer es tratar de terminar fuerte y tratar de llegar a los playoffs”.

Con 27 jonrones en el 2016, Santana ya ha empatado su mayor cantidad para una campaña. El bateador ambidextro aún podría superar su total más alto de empujadas en una temporada (85, tanto en el 2014 como el 2015) y ahora mismo lleva OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .812, su mejor cifra desde el 2013. Según el mismo Santana, volver a un estilo en la caja de bateo que utilizaba en liga menor ha sido un factor en sus éxitos de esta temporada.

“Antes bateaba con el leg kick (la patadita con la pierna de adelante) y ahora el toe tap (levantar la pierna en un mínimo y tocar suelo con la punta del pie)”, afirmó Santana. “Es algo que me ha ayudado bastante. Me puse a ver los videos viejos, lo puse en práctica y me he sentido cómodo”.

De su parte, el mánager de los Indios, Terry Francona, ha quedado impresionado con el empeño del quisqueyano.

“Ha sido un placer verlo este año. Lo he disfrutado”, dijo el capataz, ganador de dos Series Mundiales con los Medias Rojas la década pasada. “No ves a muchos veteranos hacer esos ajustes a esta altura de sus carreras, y estoy orgulloso de él”. Un aspecto que Santana ha mejorado, según Francona, ha sido la consistencia.



Source: deporte