Cavaliers a un juego de sentenciar duelo ante Warriors

HOUSTON. La eficacia encestadora del base Kyle Irving permitió a los Cavaliers de Cleveland remontar y conseguir una importante victoria por 112-99 ante los Celtics de Boston en el cuarto partido de la final de la Conferencia Este de la NBA, que dominan por 3-1 al mejor de siete.

Los vigentes campeones de liga se colocan a un triunfo de disputar por tercera temporada consecutiva la final de la NBA, de nuevo ante el mismo rival que en las dos anteriores, los Warriors de Golden State, que ya tienen en su poder el título de la Conferencia Oeste.

A pesar de la recuperación encestadora del alero estrella LeBron James, que aportó 34 puntos, los Cavaliers no hubiesen podido superar a los Celtics sin Irving, que aportó 19 puntos en menos de cinco minutos de los 42 con que concluyó el partido.

Pese a sufrir una torcedura en el tobillo izquierdo en el tercer cuarto, el base fue el líder indiscutible de su equipo.

El entrenador de los Cavaliers, Tyronn Lue, reconoció que Irving se cargó al equipo sobre los hombros para guiarles a una victoria “decisiva”, especialmente después de ver que el ala-pívot Kevin Love no tuvo la misma inspiración encestadora que en los tres primeros partidos y que James también acumuló faltas demasiado pronto.

Los Cavaliers tendrán el jueves la oportunidad conseguir en el TD Garden de Boston un cuarto triunfo que les permita cerrar la eliminatoria.

Pero los Celtics, a pesar de la baja por lesión del jugador franquicia, el base Isaiah Thomas, ya han demostrado que no se lo van a poner fácil.



Source: deporte