Dejaron sus tierras para competir por Dominicana

SANTO DOMINGO. La presencia del pedalista de origen español Diego Milán en la delegación olímpica dominicana no es el primer caso de un deportista nacido en otro país y que opta por los colores nacionales.

En la segunda y tercera incursión dominicana el país integró a dos atletas cuyo origen de nacimiento fue otro país, específicamente en tiro: Riad Yunes y Domingo Lorenzo Conde. Yunes nació en el Líbano y Lorenzo Conde, en España. Eduardo Lorenzo, hijo de Domingo, va a los Juegos de Río 2016 para ser la primera pareja de padre e hijo que asiste a unos Juegos por RD. “Mi papá llegó al país a los 16 años”, señala Nicolás Yunes, sobre su padre. Riad vino al país traído por su padre Kalil Yunes.

Ver una competencia de tiro fue suficiente para que de ahí en adelante se inclinara por este deporte. “Él se enamoró de ese tiro. Él se hizo dominicano por el tiro”, señala Nicolás.

Y tanto fue así que el padre estuvo involucrado en la fundación de unos seis campos de tiro. Riad y Lorenzo Conde compitieron en los Juegos Olímpicos de 1968 y ambos repitieron en Munich, 1972.



Source: deporte