Dream Big da oportunidad a jóvenes de cumplir sus sueños

Santo domingo. Cinco jóvenes dominicanos que quedaron separados de la famosa fecha julio 2, ahora tendrán otra oportunidad.

Al bordear los 17 años, muchos jóvenes comienzan a perder las ilusiones de ver sus anhelos convertido en realidad. El programa Dream Big se está encargando de que esas carreras no terminen ahí, en lugar de eso, buscan relanzarlos, pero además del bate, el guante y la pelota, con el ingrediente del lápiz y la mascota.

Los hermanos Joel y Johan Ramírez están devolviendo lo que recibieron a través del béisbol: becas universitarias para aquellos muchachos que mantengan el deseo de avanzar a través de este juego, sólo que al final, en vez de un título de bateo, o de serie mundial, bien puedan salir con uno de una carrera universitaria.

Es lo que ocurrió con Joel, el mayor de los dos. Todo surgió en Villa Juana. Sandra Peña visitaban a su amiga Mariluz Cruz, ambas exintegranes de la selección nacional de voleibol. Peña interviene al hermano de Cruz, Henry, y sobre si juega béisbol, porque en la universidad Miami Dade Community College, donde estudiaba ella, necesitaban a un shortstop, y es ahí donde surge el nombre de Joel, quien sí estaba dedicado al juego.

Todo fue para bien. Joel estudió criminología y educación física en ese centro (créditos aun por terminar), y en 1993 fue drafteado por los Marineros de Seattle, pero decidió estudiar un año más y entonces firma en 1994.

Años después perteneció a los Tigres del Licey. No alcanzó su sueño de Grandes Ligas, pero sí el de la universidad, escenario que le permitió ayudar a su hermano Johan, quien también fue becado, “Cuando yo estuve en la universidad, yo ayudé a alrededor de 12 muchachos, algunos de la Liga Mercedes, que fue donde jugué”, recuerda Joel.



Source: deporte