El boxeador Lázaro Álvarez despacha en Río a uno de los tres profesionales

RIO DE JANEIRO. El boxeo amateur del cubano Lázaro Álvarez pudo más que el profesionalismo del italiano Carmine Tommasone.

Álvarez, bicampeón mundial y bronce olímpico, despachó el martes por decisión unánime en tres asaltos (3-0) a Tommasone, uno de los tres púgiles profesionales presentes en el boxeo de Río de Janeiro. El italiano había derrotado antes al mexicano Lindolfo Delgado.

El cubano avanzó a los cuartos de final de la división, en que enfrentará al estadounidense Carlos Balderas el viernes.

“Los boxeadores amateur tenemos mucho que dar”, dijo el caribeño, de 25 años. “Los profesionales se quedan muy parados, y yo hice mi boxeo”.

El boxeo en Río abrió las puertas a los profesionales, aunque fueron contados los que accedieron y pudieron hacer la clasificación al torneo, ya sea porque no se los permitió el tiempo, tenían contratos o sus organismos rentados no se los permitieron. Y las grandes figuras brillaron por su ausencia.

Tommasone llegó con foja inmaculada de 15-0 y ostentando un centro intercontinental vacante de una organización de boxeo mundial rentada.

“Yo los considero amateurs profesionales”, declaróTommasone. “Se trata de profesionales que pelean tres asaltos. Traté de adaptarme a combates de tres rounds pero es difícil”.

Tommasone, que ganó su primera pelea en los Juegos ante el mexicano Lindolfo Delgado, no era exactamente el tipo de pugilista profesional que la Asociación Internacional de Boxeo esperaba que probara suerte en Río al decidir este año permitir que cualquier boxeador buscara su clasificación a los Olímpicos.

Los peleadores de renombre no se mostraron interesados en buscar el oro.



Source: deporte