En el 2017 se estrena una nueva era en la Fórmula Uno

MADRID. El Mundial de Fórmula Uno afronta en 2017 una nueva era, con coches radicalmente diferentes a los que compitieron hasta el año pasado. Coches más anchos, más agresivos, más ruidosos y con neumáticos más grandes que los hacen ser hasta cinco segundos más rápidos.

Los nuevos bólidos tiene una mayor carga aerodinámica y adherencia, lo que les hace más veloces en el paso por curva, a la vez que los convierten en más difíciles de pilotar y exigen una mayor preparación física de los conductores.

Los neumáticos de Pirelli para 2017 son un 25 por ciento más anchos que hasta ahora. Los delanteros pasan de 245 a 305 milímetros, y los traseros, aumentan de 325 a 405. Asimismo el diámetro es ligeramente superior.

Los compuestos seguirán siendo el duro, el medio, el blando, el superblando y el ultrablando, aunque algo diferentes en su fabricación, algo que los hace más duraderos. Esto permitirá a los pilotos ser más agresivos y estar menos pendientes de ahorrar goma. Estos neumáticos más anchos ofrecen más agarre y permiten un paso por curva mucho más veloz.

En cuanto al chasis y la aerodinámica, en 2017 la anchura de los monoplazas aumenta de 1.800 a 2.000 milímetros, lo que facilita que la longitud del alerón delantero pase de 1.650 a 1.800 milímetros.



Source: deporte