Framber Valdez pone su nombre junto al de José Rijo y Joaquín Andújar

El zurdo dominicano Framber Valdez, de los Astros de Houston, con su brillante actuación en esta postemporada, ensalzada al completar una gran labor monticular que realizó este viernes ante los Rays de Tampa en el sexto partido de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, le hizo merecedor a colocar su nombre junto a de dos grandes serpentinero de su país.

Con su tercera victoria de estos playoffs, Valdez alcanzó a Joaquín Andújar y a José Rijo como los únicos serpentineros quisqueyanos que han ganado tres partidos en un año de playoffs/Serie Mundial.

Valdez, de 26 años, tiró 6.0 entradas de tres imparables, una sola carrera, nueve ponches y tres bases por bolas ante Tampa Bay durante el partido disputado en la sede burbuja del Petco Park, de San Diego.

La labor de Valdez permitió a los Astros mantenerse en el partido para en la parte alta de la quinta entrada conseguir racimo de cuatro carreras que hicieron la diferencia en el triunfo final por 7-4 del equipo de Houston, que forzó el séptimo y decisivo encuentro, a disputarse mañana, sábado.

Al concluir su trabajo desde el montículo, en total, Valdez lleva 3-1 en esta postemporada, con efectividad de 1.88 en cuatro presentaciones y 24.0 entradas de trabajo. Ha ponchado a 26 bateadores rivales, con WHIP de 1.00.

Andújar ganó un partido en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra los Bravos de Atlanta en 1982, antes de conquistar dos más en la Serie Mundial ante los Cerveceros de Milwaukee -incluyendo el Juego 7-, en el que tiró 7.0 episodios de tres carreras (dos limpias) para ayudar a los Cardenales de San Luis a coronarse campeones.

Mientras que Rijo fue piedra angular de la rotación de los Rojos de Cincinnati de 1990.

El diestro ganó un juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional ante los Piratas de Pittsburgh. Más adelante, fue el lanzador de la victoria en los Partidos 1 y 4 de la Serie Mundial, concediendo una sola vuelta y ponchando a 14 bateadores en 15.1 entradas frente a los poderosos Atléticos de Oakland.

Dicha actuación le hizo merecedor también del premio al Jugador Más Valioso (MVP) de la serie, una barrida propinada por Cincinnati a Oakland.



Source: deporte