José Offerman elegido para la inmortalidad en San Pedro de Macorís

SAN PEDRO MACORÍS. El ex pelotero y dirigente José Antonio Offerman fue seleccionado para ingresar a la inmortalidad del Salón de la Fama de Deportistas Petromacorisanos.

Offerman se convierte en el primer elegido para abrazar la inmortalidad en el Séptimo Ceremonial que será celebrado el próximo domingo 11 de septiembre en el Salón Don Francisco Comarazamy de la Alcaldía Municipal.

La información la ofreció el presidente del Salón de la Fama de Deportistas Petromacorisanos, ingeniero Juan Eric Yermenos, quien detalló además que la ceremonia comenzará a las 10:00 de la mañana con un opening y que el acto formal iniciará una hora después.

Dijo que la escogencia de Offerman estuvo a cargo del Comité de Selección que integran los directivos del Salón de la Fama, luego de evaluar la trayectoria deportiva del jugador y más recientemente su rol como manager.

Empero, explicó que la exaltación de Offerman será por su carrera brillante como jugador de béisbol tanto en las grandes ligas de los Estados Unidos como en el béisbol profesional de República Dominicana, donde ayudó a los Tigres del Licey, el equipo de toda su vida, a ganar varios campeonatos.

José Antonio Offerman Dono nació el 8 de noviembre de 1968 en San Pedro de Macorís. Firmó con los Dodgers para el profesionalismo en 1986 y dos años después jugó su primera temporada como profesional, siendo nombrado como el mejor prospecto de la Liga Pioneer.

Su progreso fue tan meteórico que para 1990 ya estaba debutando en las ligas mayores el 19 de agosto contra los desaparecidos Expos de Montreal. Esa noche Offermán debutó con cuadrangular en su primer turno para convertirse en el pelotero número 55 que se iba para la calle agotando su primera aparición en el home plate.

En 1992 se convirtió en el torpedero titular de los Dodgers y en 1995 participó en su primer Juegos de Estrellas.

Sin embargo, sería con los Reales de Kansas City que el bateador ambidextro tendrían sus mejores actuaciones, como en 1998 cuando promedió .315 de average, terminando como líder en triples de la Liga Americana con 15 y quinto en bases robadas con 45, jugando como segunda base.

En 1999 firmó con Boston como agente libre y con el equipo de Nueva Ingleterra asistió a su segundo partido de Estrellas. Se retiraría de las mayores en 2005, después de jugar también con los Marineros de Seattle, Mellizos de Minnesota, Filis de Filadelfia y Metros de Nueva York.



Source: deporte