La solicitud del papa Francisco a los deportistas refugiados: lanzar un "grito de fraternidad y paz"

ROMA, ITALIA. El papa animó este sábado en una carta a los deportistas del equipo de refugiados que participan en los Juegos Olímpicos de Río-2016 a que lancen al mundo entero “un grito de fraternidad y paz”, informó Radio Vaticano.

“Que el valor y la fuerza que lleváis dentro puedan expresar a través de los Juegos Olímpicos un grito de fraternidad y paz. Que a través de cada uno de vosotros, la humanidad comprenda que con la paz se puede ganar todo, mientras que con la guerra se puede perder todo”, insistió el papa.

Una delegación de diez deportistas de Sudán del Sur, Siria, Etiopía y Congo, reunidos bajo la bandera olímpica, participan en los Juegos de Río, del 5 al 21 de agosto, en tres disciplinas deportivas: atletismo, natación y judo.

Entre ellos se encuentra Yusra Mardini, una nadadora siria de 18 años que, hace menos de un año, remolcó nadando, durante más de tres horas, junto a su hermana, una barca en la que iban su familia y otros refugiados, hasta llegar a la isla griega de Lesbos.

En su cuenta en la red social Twitter, el pontífice felicitó en varias lenguas a todos los deportistas, invitándolos a ser “mensajeros de fraternidad y del auténtico espíritu deportivo”.

El pasado miércoles, el papa instó a los deportistas y al público que asista a lo Juegos a que busquen una “buena batalla” no sólo ganando medallas sino también solidaridad en un mundo “enfermo de crueldad.”

El pontífice pidió también a los brasileños que aprovechen esta “oportunidad para superar momentos difíciles y comprometerse en el trabajo de equipo para construir un país más justo y más seguro, que apueste por un futuro pleno de esperanza y alegría.”

La ceremonia de inauguración de los Juegos se celebró el viernes en el estadio de Maracaná con el desfile de las delegaciones y el encendido del pebetero olímpico a manos del maratoniano Vanderlei de Lima.

Exceptuando la competición de fútbol, que se inició el pasado miércoles, las primeras disciplinas que comenzarán este sábado son las de remo.

La increíble historia de los refugiados

Si el coraje fuera un deporte olímpico, los diez atletas que forman el primer equipo de refugiados de la historia de los Juegos deberían ganar muchas medallas en Rio-2016.

Desde Yusra Mardini, una nadadora adolescente de Siria, que cruzó valientemente el Mediterráneo desde su país en una pequeña embarcación en mal estado, hasta Popole Misenga, que pasó ocho días escondido en un bosque para escapar a las luchas sangrientas del Congo, cada uno de los deportistas refugiados ha superado situaciones dantescas para mantener vivo su sueño olímpico.

Mardini, de 18 años, expresó su felicidad este sábado por su participación en Río, donde competirá en los 100 metros mariposa y los 100 metros libres.

“Es verdaderamente un honor para mí estar aquí”, dijo Mardini este sábado en una rueda de prensa.

Hace menos de un año, Mardini nadaba para salvar su vida. Durante un peligroso viaje a la isla griega de Lesbos, se hundió el bote en el que viajaba.

Mardini y su hermana saltaron al agua, se agarraron a una cuerda y pasaron las tres horas y media siguientes en el agua junto al bote.

Mardini, que se ha establecido en Alemania junto a su familia como refugiada, afirma que representará orgullosamente a Siria, al movimiento olímpico y a su país de adopción cuando compita en Brasil.

“Será por mi país, por Alemania y por el Comité Olímpico Internacional, ya que ellos me dieron todo el apoyo necesario para hacer estos posible”, dijo Mardini.

Voluntad de acero

A Mardini se le ha unido en el equipo de refugiados otro nadador sirio, Rami Anis. Anis huyó de Siria en 2011 para evitar ser reclutado por el ejército, llegando a Bélgica desde Estambul en octubre del pasado año.

“Estoy muy orgulloso de estar aquí”, dijo Rami a la prensa este sábado.

“Pero siento un poco de tristeza de no estar participando como sirio. Estamos representando a gente que ha perdido sus derechos humanos y se está enfrentando a injusticias”.

El nadador de 25 años de los estilos mariposa y libre describió al equipo de refugiados como un grupo “que no desespera”.

“Tenemos una voluntad de acero, aunque nos sentimos tristes, por supuesto, debido a las guerras en nuestros países”, dijo Anis.



Source: deporte