LeBron y Cavs ante situación inédita: campeones vigentes

CLEVELAND. LeBron James le echó una última mirada al tablero electrónico del Oracle Arena, solo para constatar lo que había ocurrido. Todo era tan surreal.

Se abrazó con Kevin Love cuando vio solo ceros en el reloj. Acababa de terminar el séptimo partido de la serie final de la NBA, con una memorable remontada. El reinado de un año de Golden State había llegado a su fin, y también la sequía de 52 años sin títulos de los equipos profesionales de Cleveland.

James cumplió con su promesa de darle una corona a su ciudad en junio. Y aunque es una gesta irrepetible, el astro de los Cavaliers y sus compañeros no se duermen en los laureles. Ambicionan más.

“Seguimos con hambre”, dijo James, quien a sus 31 años se mantiene como el jugador más completo del planeta. “No nos damos por satisfechos con lo logrado”.

Triple campeón de la NBA, James, quien ha reconocido que quiere emular a Michael Jordan y sus seis títulos de liga, volverá a liderar a Cleveland que es inmenso favorito para ganar la Conferencia del Este y disputar su tercera serie final seguida.



Source: deporte