Los fanáticos de los Cubs ven hecho realidad su sueño de ser campeón

CHICAGO. El sueño se hizo realidad.

Tras décadas de privación, los fanáticos de los Cachorros de Chicago estallaron en gritos de júbilo a las 11:47 de la noche del miércoles y salieron a las calles a festejar por haber ganado una Serie Mundial, algo que no lograban en 108 años. Y el jueves seguían las parrandas.

Los seguidores que se amontonaron en bares para ver el juego en televisión cerca de Wrigley Field celebraron a los pies de estatuas de íconos del equipo como Banks, Billy Williams, Ron Santo y el legendario anunciador Harry Caray.

Al concluir el juego, el estruendo de la fanaticada en los bares y las calles fue ensordecedor. La multitud cantaba a todo pulmón la canción “Go Cubs Go”, del compositor local Steve Goodman y que se ha convertido en un himno para los seguidores del equipo.



Source: deporte