Sergio Alcántara no siente presión compartir en el infield con su tío

SD. Sergio Alcántara está poniendo su sello propio con su bate y defensa en los Tigres del Licey, donde comparte funciones en el mismo infielder con su tío Anderson Hernández.

A pesar de su condición de novato, afirma que no siente ningún tipo de presión, por tener un vínculo familiar con el veterano Hernández, pero se siente bien y le emociona jugar a su lado. Hernández es hermano de la madre de Alcántara, Elizabeth Hernández. “Desde pequeño, mi mamá siempre iba conmigo para todos los juegos, Y si tenía que dejar de trabajar lo hacía”, revela Sergio.

En un Día de Reyes, le dijo a su padre que lo único que quería que le regalara era la inscripción en una liga de béisbol cuando tenía nueve años. Su tío le ha dado muchos consejos desde que comenzó a jugar, y uno de ellos fue que no se rindiera, y no descuidara los estudios”. Dejó la escuela en tercero de media, pero no descarta la posibilidad de retomar sus estudios, ya que la organización de las Diamantinas de Arizona a la que pertenece les brinda facilidades a los prospectos para que estudien.

Arizona le recomendó trabajar en el gimnasio, para que aumentara su masa corporal. El campocorto de las Diamantinas fue la segunda selección añil en el Sorteo de Novatos este año. En su tercera temporada como profesional recorrió cuatro equipos, clase A corta, Clase A y A avanzada.

Este 2016 lo jugó entero con Bowling Green, Liga del Medio Oeste (A). Compiló .246 (329-81), con 12 jonrones y 13 dobles, 39 CE, 34 CA, recibió 30 boletos, para porcentaje de embasarse de .317 con 87 ponches.

El jugador de 20 años dice que no se aprieta en situaciones de presión, y que siempre va al plato con la mentalidad de poner la pelota en juego. “Me siento bien en el equipo, aquí como tratan a los veteranos así lo hacen con los jugadores nuevos, y eso es bueno que nos traten a cada uno por igual”, expresa.



Source: deporte