Sin Bulgaria ni Rusia, la halterofilia olímpica está más abierta que nunca

Río de Janeiro, Brasil. Sin Bulgaria ni Rusia, excluidos por su escándalo de dopaje, la halterofilia de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro-2016 estará más abierta que nunca.

Estados Unidos y China, dominadores históricos con 15 oros masculinos cada uno (sin contar a la Unión Soviética, que lidera el palmarés con 39), intentarán aprovechar la ausencia de sus máximos rivales para imponerse en la mayoría de categorías de la halterofilia olímpica.

“El contexto es favorable (…) Toda esperanza está permitida ya que varios atletas no acudirán con una preparación idónea”, afirmó el francés Didier Leroux, cuya selección ocupa el quinto lugar del medallero de hombres con 9 oros.

“Contento de que la Federación Internacional (IWF) haya reaccionado por fin contra los países que practican un dopaje de Estado porque, al final, era realmente desmotivante”, añadió.

La IWF no dudó a la hora de prohibir la participación de toda la delegación búlgara y decidió también dejar fuera a última hora a los ocho rusos en liza, con la cifra en la cabeza de 117, el número de casos en halterofilia que aparecen en el informe McLaren.

La rusa Tatiana Kashirina, de 25 años y plata en Londres-2012, ya había sido excluida antes.

“El COI saluda la fuerte señal enviada por la IWF. La cumbre olímpica de inicio de semana subrayó la responsabilidad de las federaciones internacionales en el establecimiento de elegibilidad de sus atletas, especialmente en lo referido a casos de dopaje”, indicó el COI en un comunicado a finales de junio.

En mujeres, la española Lidia Valentín sueña con lograr una medalla después de acabar quinta en Pekín-2008 y cuarta en Londres-2012.

“El oro es muy complicado”, reconoció a la AFP la deportista de 31 años, que tiene claro que “en todo lo que dependa de mí voy a poner el 100% y después las posiciones vienen solas”.

La española no esconde que los últimos positivos en controles antidopaje y la subsiguiente sanción de figuras como la campeona olímpica en Londres, la kazaja Svetlana Podobedova, “me abren más opciones”.

Pero no lo tendrá nada fácil. Y es que China, con 14 oros, supera por muchos kilos a la segunda del ranking histórico, Kazajistán, con 3.

“China ahora mismo es el principal rival y Corea del Norte también”, considera la española, doble campeona de Europa en 2014 y 2015, que vive estos días “como en una burbuja” enfocada sólo en los Juegos.

La halterofilia consta de 15 pruebas, 8 masculinas y 7 femeninas, en función del peso. Los participantes realizan dos ejercicios: la arrancada y el envión. En ambos casos, los competidores cuentan con tres intentos. El participante que logre levantar el mayor peso total gana.



Source: deporte