"En su intimidad los flamencólicos van a gozar Indestructible"

Alfonso Quiñones

PUNTA CANA. Diego el Cigala parece ser el mismo, pero es otro. Hoy sale al mercado su disco “Indestructible”, el que dedica a Amparo, su esposa, que se ha ido hace un año a otro mundo y cuya huella parece flotar en los rincones de su casa. Lo acompañan los viejos robles de la Fania y la Cali Salsa Big Band, Gonzalito Rubalcava, su propio grupo. La primera presentación fue en Puerto Rico hace tres semanas. Ahora está en España, quiere llevar a Cuba, a América Latina, a erstados Unidos.

—Indestructible no comenzó hace tres años. Sino la primera vez que abrazó a Bebo Valdés.

Cuando conocí a bebo conocí a mi héroe. Cuando conocí el piano, conocí un sinfín de músicas. Bebo tuvo pues mucho que ver con el yo haber llegado hasta acá. Hubo un trasiego de corazón, de amor, de consejos. Muy buenas charlas, muchas anécdotas suyas, desde Ernesto Lecuona, Rolando Laserie, Celia Cruz con 16 años, la Orquesta batanga, tocó para Benny Moré, Frank Sinatra, Lucho Gatica,_Nat King Cole, Louis Amstrong, Dizzie Gillespie, y cuando yo me vi en ese mundo con él, era como un sueño.

—Usted también jugó un rol importante en sus últimos años.

Bendito Dios, porque con tanto genio y con tanta majestuosidad como la de Bebo, que luego era tan sencillo, que me hizo partícipe de eso. Y me decía, tú canta como el gitano que eres, que yo voy a tocar el piano como ese cubano que soy.

—Con Los Van Van, al año siguiente, Ud. hizo Cuba linda, al año siguiente y dio el segundo paso hacia lo que sería Indestructible.

Puede ser… probablemente. Luego hice otro tema con Jerry González, donde tocó Alain Pérez “Caramelo”, Javier Colina. Y metimos en tiempo de salsa rumbera La Nave del olvido… Poquito a poco se me fueron dando las cosas, pero sin yo emocionarme mucho, sin decir, eh, yo lo tengo aquí claro. Eso fue el tiempo. Se fue decantando. Y había muchas noches de fiesta, y en vez de cantar flamenco, me daba por cantar boleros, temas de Héctor Lavoe, de Maelo, de Rolando Laserie.

—¿Por qué noto la ausencia en este disco de Changuito?

Te cuento, estuvimos en La Habana, en Matanzas, con Los Muñequitos de Matanzas. Fuimos a la casaa de Changuito, pero no estaba para tocar, estaba malito. Le pegó un palo y se tiró bastante tiempo con andadores… Y lo pasé fatal, tanto que un día que estaba en estudio Abdala y no lo llamé para que no se sintiera mal. Changuito el Misterioso, mejor percusionista no he visto en mi vida. Giovanny Hidalgo me ha dicho Ese es mi papá, el creador del ritmo del songo. me hubiera encantado tenerlo. Pero te digo, aunque no ha estado en el disco, ha estado de espíritu y de corazón.

—¿Por qué tras Romance de la Luna Tucumana se lava el tango con salsa?

Porque son dos culturas diferentes pero con mucho peso. Muy nocturnas. Del pueblo, de la tierra, un lamento, un grito de guerra. Salí de Luna… con Amparo -que en paz descanse- comenzamos a fraguar lo que me iba y no me iba. Y no fue fácil. Fue muy difícil. El respeto que siento a todos esos cantantes salseros con tanta genialidad! Pero sentía en mi alma que había un parón fuerte en la salsa. No que la salsa hubiese dejado de existir, porque la salsa es indestructible. Pero sí hubo un parón de esos años, y todo lo que hacía a raiz de hoy, se mezclaba con reggaetón o electrónica. Y yo soy muy reacio a eso. Tengo que ir a la raiz del mero, mero. No más llegar a Puerto Rico llevé una ofrenda floral a la tumba de Héctor Lavoe, en Ponce, y me senté, y me puse a hablar con él. Y era como si ya hubiese tenido un contacto con él. Estoy seguro que hubiese sido muy, muy amigo mío. Fue lo primero que hice antes de comenzar a grabar y todas estas historia. Tener la bendición del señor Héctor Lavoe.

—Su transhumancia gitana la ha llevado también a la música. es quizás el flamenco que más ritmos ha mezclado.

Sí, sí. Pero nunca sin dejar de ser flamenco y sin partir de la raíz. El flamenco es tan enriquecedor que si nos ponemos a ver, no necesita fusionarse con nada. Porque el flamenco si se apega a todas las músicas._A las demás músicas les puede costar un chín (lo dice en dominicano) apegarse al flamenco.

—¿Qué dicen los gitanos de Ud?

Unos dicen que me he olvidado un poquito del flamenco. Otros que le he dado la vuelta a la tortilla totalmente en el panorama. Los flamencólicos o flamencólogos sé que van a ser reacios a esto, pero estoy seguro que en su más absoluta intimidad, se la gozan.

—Lola Flores lo hizo ya en aquel tiempo…

Y con Celia y con Olga Guillot, haciendo cosas superfabulosas con el son y la guaracha.

—¿Qué le gustaría hacer después de Indestructible?

Me gustaría hacer un disco de flamenco, para calmar las aguas (Ríe). Tengo en mente eso. Termino este disco, nos la gozamos con este disco, y luego quiero hacer un disco con la guitarra de Diego el Morao, Tomatito, un disco de estudio, como lo que un día fue Picasso en mis ojos. Hacer un homenaje a Camarón, a García Lorca, a Miguel Hernández, a Miguel de Falla. Pero luego sí he dejado la puerta abierta para una continuación de Indestructible, porque se me han quedado temas por hacer. Y eso no puede ser.

—Se ha convertido Ud. en uno de los cultores más serios del bolero. Quien le ha dado un nuevo aire al bolero en sus discos es Ud.

Que también está olvidado. Doy muchas gracias a Dios de que lo puedas ver así. El bolero es como el flamenco, un lamento. Para cantar bolero tiene que haber mucho corazón, mucho dolor. Para cantar bolero tiene que haber mucha angustia, tristeza, un momentito de alegría, y apagamos la alegría y volvemos otra vez al dolor, porque el bolero es dolor. Amor, desamor, engaño, nostalgia, depresión… eso es lo que lleva el bolero. Cuando empecé a meter mano a Como fue, de Benny Moré, lo primero que me vino a la mente fue Gonzalito Rubalcava. Esta claro. Es un tema que lo he escuchado tantas veces con Jorge Perugorría, con Pancho Amat, en La Habana a las tres o cuatro de la mañana hemos escuchado: como fue / no sé decirte como fue/ no se explicarte que pasó… Que yo decía, éste es el bolero en el que Cuba se la va a gozar totalmente. Y aparte de Cuba, la gente va a volver a recordar en el mundo a este genio que fue Benny Moré.

—Hay muchos compositores nuevos de flamenco?

Muy poquitos.

—¿Siente que el flamenco está en peligro de extinción también?

¡Un poco, un poco, un poco! Todo lo que se hace… (suspira). Yo tengo que tirar el archivo para atrás, para escuchar flamenco. Al día de hoy, no me llama! Quitando a dos o tres Duquezne, Patito, dos o tres. Y como compositores todavía tenemos al mejor, al único, que queda, que se llama Juan Antonio Salazar que era el escribía para Camarón de la Isla. Que está vivo. Ese es el genio, fue el que hizo Viviré, Calle Real, Potro de arreo y miel, la obra por excelencia. Hace poco que he estado con él en Madrid, me canta letras, me hace cosas. Me ha hecho unos tangos flamencos muy bonitos. Queda ese, quedan muy pocos. Y en la guitarra después de la muerte de Paco, queda Tomatito, mi compadre Diego el Morao que es el mejor para mi gusto. Y son de los únicos que pueden dar fuerza al flamenco.



Source: Farandula