Entre el tango y el asado

SD. A propósito de la celebración del Día de la Independencia de Argentina (9 de julio) y con la buena aceptación de su gastronomía por parte de los dominicanos, diversos restaurante presentan la diversidad de recetas tradicionales de la ciudad del tango. ¡Acompáñanos!

El día que un argentino no come carne, es como si no hubiera comido. Cuando se habla de cocina crgentina, el primer plato que se menciona es el asado. Se trata de una parrilla con distintos cortes de carnes a los que sólo se le pone sal, y su propia grasa es la que añade sabor.

Por si no lo sabías, el asado es la excusa perfecta para celebrar entre amigos o familiares cualquier tipo de actividad. Esto es así, porque la gran producción de carne vacuna hace que sea la de mayor consumo.

Los platos principales de la cocina argentina son un reflejo de la influencia italiana y la española, algunos elementos nativos y otros aporte de otras cultura europeas. Por ejemplo, las carnes, las papas y harinas son los principales elementos que conforma el glosario de recetas de este país.

En una buena mesa no pueden faltar el pan, las pastas, las carnes -por supuesto- y la papa.

Los comensales comunes nunca se olvidan de los guisos, que son una combinación de carne en salsa roja, complementada con fideos o con arroz.

El bistec es otro componente importante. Se conoce como bife, y es una plancha de carne de res, que se fríe con cebollas, recubierto de pan molido para después freírlo.

Los argentinos tienen también su versión de la sopa italiana, el puchero, que se parece mucho a nuestro cocido y que en realidad es osobuco puesto a hervir con verduras como espinaca, papas, yuca, auyama y batata. El estilo de comer también varía: primero se toman el caldo, al que le agregan arroz o fideos muy pequeños, y luego se comen la carne, y por último las hortalizas aderezadas con mayonesa. Esta es la versión de la sopa que Mafalda tanto odia.

Los domingos argentinos son especiales y se come rico. El Locro (una versión de nuestro sancocho) es una popular sopa que se consume en casi todas las provincias. De trigo o maíz, chorizo, patitas y orejas de cerdo, mondongo y otras vísceras vacunas. Se elabora con cebolla, tomate, ají picante y pimentón.

Otros platos que no pueden faltar en el país del tango son las empanadas, choripán, provoleta, pastelitos de oreja y matambre arrollado, entre otros.

Llegó la hora más dulce: El postre. El broche de oro que cierra la mesa es el dulce de leche. Es famoso en todo el mundo por ser uno de los mejores. Se elabora con leche, azúcar y esencia de vainilla, que se cocinan hasta obtener un caramelo blando, espeso, brillante y muy dulce. Y esto, sin contar con el vino y el mate.



Source: Farandula