“Este es un disco muy bonito desde el comienzo, hecho con el corazoncito”

Santo Domingo. A los 14 años, osado, el estudiante de Música, Miguelito Núñez, se acercó a Pablo Milanés en una grabación en la que participó para la música de un serial televisivo, conoció a Pablo Milanés y le dijo “¡mire que a mí me gusta su música, en algún momento yo voy a tocar con usted!”. Siendo aún estudiante del Instituto Superior de Arte (universidad) de La Habana, Víctor Águila, un periodista amigo común tocó la puerta de su casa y al verlo, el propio Miguelito le dijo “llegó mi hora”.

Desde entonces acá han llovido 30 años siendo el director musical de Pablo Milanés, con quien se presentará en el Auditorio de Puerto Plata el 7 de octubre con el concierto Canciones para siempre. Hoy, dirigirá la orquesta que acompañará a José Antonio Rodríguez en su especial concierto en el Jardín Botánico para solo 400 personas, donde cantará las canciones de su nuevo disco Una más, del cual Miguel Núñez fue arreglista y productor.

“Este es un disco muy bonito desde el comienzo. Llevamos muchos años de amistad con Jose. Y hace dos años me dice “¿Por qué no te atreves y haces un disco sinfónico conmigo?”. José me dio las canciones y desde que las escuché le dije, la única manera de hacerlo es poniendo el corazoncito. Olvídate de presupuesto y todo eso. Esto vamos a hacerlo a corazón. Y si podemos hacerlo con una gran orquesta o no ya veremos. Lo que tiene que pasar es que le guste a la gente. Y cuando le guste la gente lo va a querer tocar, y no les va a importar nada”, narró Núñez a DL.

“Creo que salió algo bonito, dentro de nuestro ambiente caribeño, de nuestros ritmos. Se hizo con mucho amor”, resumió.

A su talento se deben producciones de Fito Páez, Joaquín Sabina, Ricardo Arjona, Victor Manuel y Ana Belén, Liuba María Hevia y muchos más.

“Difíciles son todos. Cada uno es una personalidad diferente. Uno tiene que adaptarse. Es un problema de uno. es la actitud de uno. Con algunos es más fácil porque te piden menos cosas, o te dejan hacer más. Pero es un problema de entenderse a la hora de producción y crear arreglos. Yo siempre pregunto, ¿hasta dónde? Entonces dependiendo, mezclo más mi mundo musical en tu obra o no, los hay que no quieren salirse de su mundo, y eso lo respeto”.



Source: Farandula