Fundéu Guzmán Ariza: urgencia y escritura del idioma

SANTO DOMINGO. Joaquín Müller-Thyssen, el director general de Fundéu, está de visita República Dominicana por primera vez y ya sabe que “yipeta” y “yip” son dos dominicanismos que deben incorporarse urgentemente.

Para hacerlo posible anoche fue presentada Fundéu Guzmán Ariza, cuyo presidente Fabio Guzmán Ariza lo acompañó a DL, junto al director dominicano, el comunicador Manuel Luna.

El director de la agencia que respaldan EFE y BBVA, explica a Diario Libre cómo han cambiado las cosas: “Lo que has estudiado como vulgarismo se convierte en lenguaje culto, y desaparece lo que tenías como culto. Has crecido sobre lo culto, y de repente apareció una cosa que evolucionó sobre eso y te resulta que afea lo anterior. Te desconcierta. Creo que eso forma parte de la naturaleza del lenguaje. Sí estamos viviendo un momento muy único de la lengua, sometida a una evolución muy brutal, a una no existencia de fronteras, no hay nada que te proteja de lo ajeno, todo se va mezclando y por lo tanto va evolucionando muy rápido. Lo que has aprendido hace seis años, ya no lo es”.

“Al final es reconocer que el usuario del lenguaje es el propietario de la lengua”, afirma Müller-Tyssen.

Guzmán Ariza por su parte apunta que le dice a los abogados que se escribe cuórum, en vez de quórum. “Ahora la Academia ha dicho que los latinismos que no se consideraban extranjerismos antes, ahora sí lo son y deben escribirse en cursiva”.

“Fundéu ha venido a llenar el vacío que existía en el uso del idioma y en la urgencia de ”, aporta Manuel Luna.

Guzmán Ariza, quien es el presidente de la Fundación pro Academia Dominicana de la Lengua, comenzó hace ocho años el acercamiento con Fundéu. ”Mañana harán ocho años que vi la página de Fundéu y le escribí a Joaquín a nombre de la firma, y le preguntaba si era posible que hiciéramos esto en República Dominicana. Me contestó cortés, diciendo que por el momento no podían; hasta el año pasado cuando lo contacté de nuevo y fui a verlo. ¡Y ya no podía decirme que no!”.



Source: Farandula