Mario Vargas Llosa: "Les aseguro que no olvidaré lo que ha ocurrido aquí"

SANTO DOMINGO. Si el ambiente era tenso en el exterior de la sala “Carlos Piantini” del Teatro Nacional, en su interior, las medidas de seguridad eran tan rígidas que apenas los periodistas se podían mover. Estaban prácticamente a raya, por la seguridad que guardaba el espacio de los periodistas durante la gala inaugural de la Feria Internacional de Libro en la que fue reconocido el escritor peruano Mario Vargas Llosa.

Las denuncias de boicot contra la decisión de la gestión pasada del Ministerio de Cultura que favoreció con el Premio Internacional Pedro Henríquez Ureña, al Nobel de Literatura no era para menos. Las ácidas críticas contra las autoridades oficiales por la sentencia que afectó a nacionales haitianos residentes en el país, provocaron el rechazo de unos y la aprobación de otros.

El tono del discurso del ministro de Cultura, el intelectual Pedro Vergés, definió el tono de la noche, al resaltar la presencia de Vargas Llosa.

“Nos disponemos a dejar inaugurada la XIX Feria Internacional del Libro con el ánimo henchido de satisfacción, y conscientes de lo que ello significa como arranque símbólico de una nueva etapa en el no siempre fácil del discurrir de la cultura dominicana”, explicó, al invitar al público a la Feria del Libro, que deberá concluir el próximo 2 de octubre.

Al referirse a la presencia de Mario Vargas Llosa, le reiteró la bienvenida. “Este premio tiene características que están en la mente de todos los presentes y de los que nos están viendo. La expectación que como consecuencia de una particular manera de regular la inmigración irregular en el país que ha sido para nosotros extremadamente difícil, ha revestido este encuentro de un gran escritor con un país que siempre lo ha tenido de gran estima. Quiero agradecerle que pese a ello haya venido a recibir este premio”, dijo Vergés al concluir su discurso que provocó un extenso aplauso.

El escritor Luis Brea Franco leyó la decisión del jurado, y en medio de su discurso se escuchó la voz de una señora que bandera en mano rechazó el galardón, y fue sacada del salón.

El premio tiene una dotación de US$25,000.



Source: Farandula