Moncho, el Gitano del Bolero, se retira definitivamente de los escenarios

SANTO DOMINGO. La voz la ha dado desde España, el empresario artístico Percy Llanos: Moncho, El Gitano del Bolero se retiró definitivamente de los escenarios, debido a una enfermedad que le impide seguir presentándose. “Tendremos que consolarnos con sus grabaciones y sus videos. La decisión es irreversible”, dijo Llanos, quien fuera manager de Facundo Cabral, con quien viajaba en el momento de su asesinato, así como del gran mimo francés Marcel Marceau y del mítico Astor Piazzolla.

Moncho, cuyo nombre real es Ramón Calabuch Batista (Barcelona, 1940) hizo el anuncio a través de Noticias Clave: “Después de algo más de dos años de luchar contra las dolencias que afectaron mis cuerdas vocales, tratando de recuperarme para volver a cantar, he decidido anunciar oficialmente mi retirada profesional de los escenarios.

Aunque, pasados los momentos más duros de la enfermedad, he conseguido recuperar suficientemente la voz para hablar con apariencia de normalidad, cantar, mi oficio, requiere unas condiciones que ya no tengo. Por respeto a este oficio y por respeto a mi mismo, estoy obligado a no volver a dar conciertos.

Lo siento por mis seguidores, por mis amigos y por los músicos que han sido mis aliados en los escenarios y con los que he compartido momentos entrañables.

De todos me despido como cantante, aunque ello no quiere decir que me desvincule de la música, que ha sido mi vida desde que a los 16 años empecé a cantar profesionalmente. Y algún día, entre amigos, puede que me anime a cantar un par de canciones, pero solo entre amigos.

Os doy las gracias a todos y aprovecho la revista digital Noticias Clave que dirige mi buen amigo Jordi Rueda para dar a conocer mi decisión, obligada, y mi cariño para con todos los que han disfrutado de mi oficio de cantar. Gracias y que la buena música esté siempre con vosotros”, dijo en un mensaje oral a la publicación.

Muy popular en el caribe, en las décadas del 60, 70 80 y 90, Moncho se vio obligado a dejar de cantar en el verano de 2014 a causa de una enfermedad que le obligó a suspender todos los contratos de aquella temporada. Un mes antes, en plena forna, haciendo gala de su afinación y tesitura envidiables y de su extraordinaria y emocionante forma de interpretar, dio una serie de ocho recitales en el club Jamboree de Barcelona, dentro del festival de boleros que acoge anualmente, que han quedado en la memoria de cuantos asistieron.

Los últimos discos que grabó Moncho fueron ‘Sangre de bolero’ (Satélite K, 2012), en el Palau de la Música, conmemorando sus 50 años de carrera junto a Serrat, Kirflus, Sergio Dalma, Antonio Carmona y otros, y el de estudio, ‘Encadenados’ (Universal Music, 2012) con Tamara, a finales de 2012.

El 8 de abril pasado, según reseña Noticias Clave, Moncho recibió en Madrid el Premio Cultura Gitana y en el último año ha colaborado en producciones discográficas, como la del primer álbum del grupo Pura Rumba.



Source: Farandula