Ovo, una alegoría de la vida desde el mundo microscópico de los insectos

SANTO DOMINGO. ¡Llegó el circoooo!, gritaban antes los niños en las calles. Ahora la cuestión va del boca en boca masivo de la electrónica. Y el circo ha cambiado.

El Cirque du Soleil en su tercera estancia en República Dominicana, presentó anoche, en un Palacio de Bellas Artes lleno, su espectáculo Ovo, un poema en arte circense sobre el mundo de los insectos, lleno de lirismo, desde el punto mismo que un escarabajo azul se enamora de una mariquita.

La música brasileña, compuesta e interpretada en vivo por músicos brasileños, acompaña la voluptuosidad creativa del diseño de vestuario, la riqueza ilusionista de las luces y la complementaria entrega de imágenes en 3D que se fusionan con la escenografía.

Medio centenar de jóvenes artistas de 21 países, dan vida a una de las más frescas y delirantes demostraciones de qué cosa es el circo del siglo XXI.



Source: Farandula