Pancartas, mantequilla y cambio de mando

SANTO DOMINGO. Ayer, la toma de posesión del nuevo ministro de Cultura, el escritor y diplomático Pedro Vergés, se convirtió en un pasadía casi interminable.

Primero se había dicho que se realizaría a las 10:00 de la mañana, por lo que el ministro saliente, José Antonio Rodríguez estuvo puntual junto a su gabinete, para recibirlo y realizar la entrega. Luego que a las 11:00, después que a las 12:30. José Antonio decidió marcharse, y regresar a las 3:00, que era la nueva hora anunciada. A las 3:00 allí estuvo, entonces se dijo que a las 5:00 de la tarde.

El lobby del Ministerio de Cultura se convirtió en una plaza de ambiente enrarecido, donde por momentos la tensión podía cortarse como mantequilla. En algún momento, un señor se acercó donde una joven de protocolo y le dijo que había un grupo “de compañeritos de la base que iban a desplegar unas pancartas con letreros dando vivas a Pedro y al PLD”.

La joven le explicó que no se veía bien que la sede del ministerio se tomara para ese tipo de manifestaciones, aduciendo que era un lugar digamos que “neutral”. El señor insistió en que sí. Y ella le dijo: “Si lo van a hacer para qué me lo pregunta? Esa es su decisión. Pueden hacer lo que quieran”. “Nunca pensé que esto iba a ser así”, se oía decir a más de uno. Allí estaban, además del ministro saliente, el jefe de gabinete y viceministros, directores y personal del ministerio, incluso jardineros, Por fin, llegó Vergés y Gustavo Montalvo lo juramentó.

A la salida, el cantautor casi lloró, porque lo aplaudieron los trabajadores.

Y se fue en su carrito.



Source: Farandula