¿Por qué mueren nuestras orquídeas?

SANTO DOMINGO.- A propósito de la exposición de orquídeas que realiza cada año el Jardín Botánico Nacional (JBN), el grupo encargado del Orquideario de la institución nos explica qué debemos tener en cuenta para mantenerlas perennes y florecidas por más tiempo.

Zoilo Richardson, encargado de la división cultivo in vitro del Orquideario, nos explica que al momento de recibir o comprar una orquídea, lo primordial es percatarnos del sustrato en que se encuentra sembrada si es que no somos muy expertos. Por lo general, es el que determinará la regularidad con la que reguemos nuestra planta.

El exceso de agua mata más rápido que el poco riego

Es importante tener en cuenta que cuando se produce un exceso de riego vienen las enfermedades fungosas atacando directamente las raíces y esto es fatal para nuestras plantas.

La jícara de coco ha ido ganando terreno en la botánica. Al retener poca humedad y poseer suficiente porosidad, se convierte en un sustrato excelente que mantiene los mismos principios que el musgo, pero mucho más barato. Con este, tendremos que mojar no más de dos veces por semana.

En cuando a la grava, que es un sustrato poroso que permite drenar fácilmente el exceso de agua y no retiene mucha humedad, es recomendable regar hasta 3 veces por semana. Lo mismo sucede con el de carbón vegetal



Source: Farandula