Radio Marién: 40 años de un llamado a no rendirse en la frontera

SANTO DOMINGO. Cuarenta años, se dice fácil, pero cuando están acompañados de una convicción de trabajo social, acompañamiento a la comunidad y una vocación de servicio constante, las palabras se vuelven un poco más pesadas. Esto es lo que sucede con Radio Marién, una emisora que tiene su sede en Dajabón, allá por la frontera dominico-haitiana y que, con la tenacidad de su director, el padre Guillermo Perdomo (SJ), se ha convertido en la herramienta de difusión y solución que afecta a esa región.

El sacerdote jesuita valoró el trabajo de la emisora y detalló a Diario Libre que arribar este domingo 28 de agosto a las cuatro décadas “es un verdadero milagro de amor y servicio, desde la fe, que se celebra en el Año de la Misericordia, pues estos años han sido un esfuerzo de sobrevivencia para empalmar con las personas más necesitadas y tratar de dar respuesta a sus problemáticas, así como a sus desafíos”, expresó Guillermo, con la pasividad armoniosa del hombre de convicciones cristianas que es.

“Estos 40 años han sido una apuesta a la salud, a la educación, a la igualdad de la mujer, a la promoción del deporte donde hemos tratado de apoyar a la vida desde Dajabón en toda la frontera norte”, sostuvo.

Informó que las actividades por el aniversario iniciaron el 24 de marzo, el día Jueves Santo, cuando se cumplió un aniversario más del martirio de monseñor Arnulfo Romero, “esto porque estos años han sido una historia de amor y de servicio por la gente humilde y porque el monseñor Romero era un gran radialista, además lo tenemos como nuestro protector para este proyecto”, añadió.

Para continuar, “hemos tenido numerosas actividades desde entonces entre las que se cita la celebración a las madres, y más recientemente, el concierto por nuestro aniversario denominado ´No Me Rindo´, realizado el 14 de agosto, con base en una canción de Ambiórix Padilla, que afirmó que Radio Marién no puede rendirse porque tiene que ayudar a la gente de la frontera norte y auparla a no rendirse”.

Una frontera desafiante

Para el padre el principal desafío radica en cambiar el concepto que se tiene de la frontera de ser un lugar problemático, y no como un espacio que también ofrece oportunidades. Es asumir el artículo décimo de nuestra Constitución de ofrecer igualdad para todos.

“Tenemos el desafío de continuar siendo el 911 de la frontera norte, continuar siendo un canalizador para la solución de las problemáticas de la comunidad”, adujo, recordando que durante el terremoto de Haití fueron la única vía de comunicación que realizaba radio maratones y orientaba las personas.

“Este es un bello y desafiante servicio…hemos recibido muchas expresiones de sincero agradecimiento que valen más que todos los trabajos y penurias que hayamos podido experimentar”, confesó el padre Guillermo.

Programación y servicio social

Radio Marién es una emisora educativa y de variedad, caracterizada por llevar orientación, sin dejar de lado la cultura, tocando música autóctona y religiosa. Además cuentan desde hace más de 35 años con un programa de educación que ofrece todos los cursos de básica. Además han incorporado los cuatro cursos del nivel medio de las escuelas radiofónicas Santa María a través de Radio Marién, algo que califica como uno de sus mayores logros.

“Tenemos 107 becados de los centros de rehabilitación de Dajabón y Mao estudiando en las escuelas radiofónicas”, detalló.

Informó además que desde hace 35 años trabajan por el empoderamiento de la mujer, junto a organizaciones que trabajan el tema, entre ellas la Asociación de Madres Fronterizas, donde en la actualidad cuentan con más de 500 mujeres organizadas y más de 70 madres capacitadas.

Relación dominico-haitiana

El padre Guillermo reconoció que la relación dominico-haitiana amerita mucha atención y, en este sentido, estableció que desde Radio Marién tratan de impulsar las buenas relaciones, promover la migración legal, e impulsar el desarrollo social.

“Hemos tratado de cambiar incluso el lema municipal de Dajabón, ahora se denomina, “Dajabón, puente entre naciones”, además, la presencia de CODEVI, una zona franca de inversionistas diversos, entre ellos dominicanos que ha empleado a más de siete mil haitianos, lo que ha significado un desarrollo social”, celebró.

“Apoyamos todas las iniciativas en procura de una mejor relación entre las naciones, cambiando inclusive los términos para referirnos a nuestros hermanos cristianos”, comentó.



Source: Farandula