Raúl Recio: "No soy el más caro, soy el más odiado de los pintores dominicanos"

SANTO DOMINGO. Raúl Recio ha sido seleccionado entre los Top 5 Famous Latin American Artists. Eso no le quita el sueño. “Yo soy autodidacta; mi universidad soy yo”, dijo casi al final.

Pinta, escribe, actúa. Sabe que lo esencial no está en los oropeles. Es un artista auténtico, con una obra que crece en importancia, en la cual nadan juntos elementos propios o de la realidad, más los avisados por el compositor y pintor lituano Mikalojus Ciurlionis, cuyo nombre lleva el asteroide 2420.

Raúl Recio llegó, delgado y con barba, bajo una gorra gris, entre una mochila azul y unas gafas de pasta. Luego las puso a un lado, y comenzó a hablar: “Hace un año ya comencé a trabajar con varios curadores internacionales, y se me hizo un video con Rita Indiana, para el Museo Guggenheim. Una vez tú sales en un medio grande viene una reacción en cadena. Lo de incluirme entre los Top 5 Famous Latin American Artists es algo que depende de los mediaword de las networks latinas grandes de Estados Unidos. Gracias por el figureo. Pero algo de real noticia es que Phaidon Press, la famosa editorial londinense, líder en publicaciones contemporáneas, hacen una selección cada cinco años, para un grupo de libros que se llaman Vitamine. El caso mío se llama Vitamine P 3. (Vitamine Painting). Cada cinco años contratan 30 curadores mundiales, que hacen unos listados. Es un proceso quinquenal. Según tengo entendido, este año fueron preseleccionados 600 artistas; entre ellos seleccionaron cien de todo el mundo, y entre esos 100 está Raúl Recio”, relata.

Desde lo del Guggenheim le caen invitaciones a otros países que ha tenido que rechazar, porque no puede enfrentarlas económicamente, “a pesar de que me va muy bien. Yo no gasto dos pesos en ir a una bienal lejísimo, porque yo no lo pago. No me interesan. Hay muchos artistas que se enfrascan en invertir su dinero. Y mi obra de arte en República Dominicana no es apoyada por el sector privado ni público, por el carácter de mi obra. Tengo unos temas oscuros, que realmente, para mala suerte de mis depredadores de aquí, no dependo de ninguno”, dijo casi con hilo de rapero.

Recio nunca ha ganado una Bienal dominicana, “ni ya la voy a ganar, porque me retiré de cualquier tipo de exhibición competitiva de República Dominicana por razones obvias”.

Le da mayor importancia a lo que se desencadene de la publicación de Vitamine P 3, que sale el 28 de octubre, y está en preventa, “espero que el próximo lustro haya un dominicano, aunque la probabilidad matemática da que van 300 nada más de 1,500 artistas en 15 años. Y eso me ha dado una oportunidad muy grande. Eso se debe a que el curador méxico-británico Pablo León de la Barra está visitando el país. Y él ha puesto caso en algunos artistas dominicanos, incluyéndome a mí, a Engel Leonardo, más joven que yo y tiene otro tipo de trabajo”, refirió.



Source: Farandula