Se deteriora salud de bachatero Ramón Cordero

NUEVA YORK. La salud del emblemático bachatero dominicano Ramón Cordero, quien sufre desde hace años de cáncer en el colon, se deteriora progresivamente, confirmaron músicos, promotores y amigos personales del artista.

Cordero, uno de los grandes ídolos de la bachata dominicana en las décadas de los 60, 70 y 80, se convirtió con el paso de los años en uno de los clásicos y referentes más importantes del género tanto en la República Dominicana como internacionalmente.

Sus temas siguen siendo buscados y escuchados por miles de seguidores de su música.

Los primeros fuertes percances en ruta al deterioro de su salud, lo comenzaron a afectar seriamente y con dolores extremos el año pasado durante una presentación en la discoteca “El Tina”, en el Alto Manhattan, y a pesar de que los promotores del espectáculo le pidieron suspender la presentación e ir al hospital, el bachatero rechazó la sugerencia, solicitó que le buscaran calmantes y así subió a la tarima para cantarle a cientos de asistentes.

El lunes en la mañana, asistió a la clínica de cáncer Herbert Irving, del hospital Presbiteriano en la avenida Fort Washington del Alto Manhattan, para un chequeo rutinario, pero el médico le dijo a la esposa de Cordero, que “ya no hay nada que hacer”.

Aunque la salud del popular bachatero ha entrado en una fase crítica, él sigue en pie, hablaba, caminaba y abordó un taxi con rumbo al condado Westchester junto a su esposa, dijeron las fuentes.

Pese al padecimiento por el cáncer, Cordero se ha mantenido presentándose con frecuencia en restaurantes y discotecas y en eventos culturales en Nueva York y otros estados como New Jersey y Massachusetts, aún con la oposición de sus familiares.

Viaja periódicamente a Nueva York como un residente permanente legal, estatus que logró al ser pedido por uno de sus hijos.

Al bachatero le ha dicho a su esposa e hijos que quería regresar esta misma semana a la República Dominicana “a esperar su muerte”, acorde con la misma información.

Desde 2015 se ha estado gestionando ayuda del estado para ayudar al bachatero a cubrir los costosos de sus medicamentos en su país natal, pero se desconoce si el Ministerio de Cultura, que se había comprometido, cumplió con la promesa.



Source: Farandula