Arranca la maquinaria para el aterrizaje de la futura administración Trump

NUEVA YORK. La compleja maquinaria de transición presidencial en EE.UU. entra en una fase clave con el nombramiento de los primeros equipos que aterrizarán en las oficinas públicas, mientras Donald Trump sigue con sus cábalas, sin prisas, sobre las figuras que lo acompañarán cuando se haga cargo de la Casa Blanca.

Portavoces de Trump ofrecieron ayer detalles de una serie de personas que formarán los “equipos de aterrizaje” que serán nombrados desde hoy y hasta la semana que viene con el fin de “comenzar a facilitar la transición”.

El portavoz Sean Spicer informó que ayer se estaba enviando a la Casa Blanca la lista de una serie de personas que se incorporarán en las oficinas del Departamento de Defensa, del Departamento de Estado, del Departamento de Justicia y el Consejo de Seguridad Nacional.

Los nombres de estas personas no serán difundidos hasta este viernes, agregó Spicer, también estratega jefe del Comité Nacional Republicano.

El lunes próximo habrá otra serie de “equipos de aterrizaje”, esta vez en áreas económicas, incluyendo el Tesoro, el Departamento de Comercio, la oficina a cargo de pequeñas empresas o la Seguridad Social.

Y el miércoles se espera que ocurra lo mismo con áreas como los servicios de inteligencia, los veteranos de guerra, el Departamento de Energía, Educación o agricultura.

Todo ello, según el portavoz, con el fin de que comenzar a tomar el relevo de la administración pública antes de que Trump llegue a la Casa Blanca en enero próximo, en reemplazo de Barack Obama.

De momento, según los portavoces de Trump, no hay un calendario clave sobre la designación de las máximas autoridades de los distintos departamentos del Gobierno.

“El enfoque es reunir absolutamente el mejor equipo, y cuando estas decisiones se adopten serán anunciadas”, afirmó el también portavoz del equipo de transición Jason Miller.

Algunos medios de comunicación estadounidenses han dado cuenta de lo que consideran es un retraso en el nombramiento de altos cargos de la futura Administración de Donald Trump, mientras siguen circulando listas de posibles candidatos.

Los portavoces de Trump, sin embargo, han rechazado esas críticas y han comparado el calendario de nombramientos con otras administraciones anteriores, que tenían un retraso mucho mayor.

Hasta ahora, Trump sólo ha nombrado a su futuro jefe de Gabinete, puesto que asumirá el presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, y a Stephen Bannon cono estratega jefe y consejero senior.

Esos nombramientos fueron dados a conocer el pasado domingo, y desde entonces no ha habido más novedades en cuanto a otras designaciones claves, lo que ha alimentado las conjeturas de los medios de comunicación sobre los candidatos más firmes.

Los portavoces anunciaron que este viernes Trump tendrá una reunión de dos horas con el equipo de transición, en la torre de Nueva York que lleva su nombre, que se ha convertido en el cuartel general de todos sus contactos.

Posteriormente se trasladará a la localidad de Bedminister, en el estado de Nueva Jersey, donde Trump tiene una propiedad y un campo de golf y en donde, según las fuentes, continuará las reuniones para seguir trabajando en la transición presidencial.

Las fuentes oficiales recordaron que Trump tiene intención de evitar la injerencia de grupos de cabildeo en su Administración, y, según se anunció anoche, ha impuesto un código para evitar esas intromisiones en los asuntos públicos.

Esas medidas, recordó hoy Spicer, incluye la prohibición de quienes acepten un cargo público se sumen a grupos de “lobby”

durante cinco años después de que abandonen esa posición.

Además, esa prohibición se mantendrá por toda la vida en cuanto al servicio para gobiernos extranjeros. “El propósito de esto es garantizar que el servicio a la nación es lo primero”, afirmó Spicer.

Ambas decisiones ya fueron anunciadas durante la campaña electoral.

“Voy a ampliar la definición del cabildeo, así cerramos todas las lagunas que los exfuncionarios del gobierno usan convirtiéndose en consultores o asesores”, afirmó Trump en octubre pasado cuando anunció esa intención.

Mientras tanto, Trump sigue recibiendo en su torre de Manhattan a distintas personalidades del mundo político estadounidense y a sus asesores más importantes, antes de que a media tarde se reúna con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe.



Source: Noticias del Mundo