Damnificados por el sismo en Italia se aprestaban a pasar la noche en tiendas

ACCOMULI, ITALIA. Los damnificados por el terremoto que ha afectado al municipio italiano de Accomuli (centro) se preparan para afrontar su primera noche en un campamento tras haber perdido sus casas tras el sismo.

Son alrededor de 150 personas las que se encuentran en este lugar, un parque público en el que antes jugaban los niños y ahora se cobijan los supervivientes de la tragedia.

En el campamento presta asistencia la Protección Civil del Lacio y grupos de voluntarios, que han llevado bienes de primera necesidad como víveres y mantas.

Las temperaturas en esta región central y montañosa de Italia han descendido considerablemente durante la noche y la sensación térmica es inferior debido al viento.

El municipio, situado en lo alto de una colina, ha sufrido graves desperfectos, con numerosas casas derrumbadas y calles agrietadas.

Permanece sin luz, envuelto en una oscuridad únicamente quebrantada por los focos de los servicios de auxilio, que esta tarde comenzaron a supervisar y sanear la zona.

Al caer la noche, las autoridades impiden que nadie pase por la localidad debido a que las calles están llenas de piedras, polvo y cascotes.

El balance de víctimas provisional asciende a siete personas, entre ellos una familia -padres y dos hijos- que fueron sepultados por el campanario del pueblo.

Accomuli, así como otros municipios aledaños, registró la pasada noche un terremoto de magnitud seis en la Escala abierta de Richter que afectó especialmente a la cercana Amatrice.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha situado el balance de víctimas provisional en 159 muertos, la mayoría en Amatrice.

Una situación similar se vive en Arquata del Tronto, muy próxima a Accumoli y donde se han registrado decenas de víctimas mortales.

Junto a la carretera por la que de accede al municipio, personal de Protección Civil se afana en ultimar algunos detalles del campamento instalado para acoger a los damnificados por el terremoto.

El funcionario técnico de Protección Civil Gianni Scamuffa explicó a Efe que en total se han levantado treinta tiendas en las que han sido acogidas 104 personas.

El campamento, con capacidad para 200 personas, se encuentra completamente operativo y, según explicó Scamuffa, ya se ha repartido la primera cena caliente.

En el campamento todos permanecen dentro de las tiendas y solo una mujer deambula cubierta por una manta por la zona, en la que siguen registrándose réplicas del seísmo.



Source: Noticias del Mundo