EE.UU: Policías que matan a negros generan ira y miedo

NUEVO MÉXICO. Un hombre murió baleado por la policía mientras vendía discos compactos afuera de un minisúper en Louisiana. Al día siguiente, otro fue muerto a tiros a manos de un agente en Minnesota después que le marcaran el alto porque el vehículo traía fundida una luz trasera.

Dos asesinatos que fueron captados en video y transmitidos al mundo, y que han dejado a muchos afroestadounidenses enfurecidos y desconsolados, preguntándose si alguna vez verán el fin de las muertes de minorías a manos de policías en Estados Unidos.

En entrevistas, mensajes en redes sociales, videos y en estaciones de radio de todo el país, los negros y los hispanos están expresando emociones que van de la ira al miedo, y de la confusión a la tristeza.

“¡Estamos siendo atacados! ¡Es tan claro como el agua! En menos de 24 horas hay otro cuerpo en las calles”, escribió el quarterback de los 49ers de San Francisco, Colin Kaepernick, en Instagram en respuesta a la muerte de Philando Castile, un residente de Minnesota que murió baleado durante una detención de tránsito. Agregó un video de los momentos posteriores al tiroteo de Castile.

Un día antes, Kaepernick publicó el video de la muerte de Alton Sterling en Baton Rouge, Louisiana, afuera de un minisúper, en donde le dispararon a quemarropa luego de que dos agentes lo derribaran.

“¡Así se ven los linchamientos en 2016!”, escribió Kaepernick.

No hubo tiempo para terminar la indignación pública por la muerte de Sterling cuando Castile había fallecido, y su novia publicó en Facebook un video de los instantes posteriores al tiroteo, presentando un nuevo horror en las salas de estar y oficinas: negros sangrando, negros que mueren tras un nuevo encuentro con la policía.

Nakia Jones, una policía de raza negra en Warrensville Heights, Ohio, publicó un video en línea en el que exige la renuncia de cualquier agente blanco que le tema a los negros: “¿Cómo se atreven a pararse a mi lado con el mismo uniforme y asesinar a alguien? ¿Cómo se atreven?”.

“No mereces ese uniforme”, continuó. “Quítatelo”.

Los negros y los latinos no están solos en su indignación.



Source: Noticias del Mundo