Exiliados cubanos sueñan con volver a Cuba… pero aún no

MIAMI. A Pablo Ojeda aún se le llenan los ojos de lágrimas cuando recuerda aquella tarde de agosto de 1994 en la que con siete amigos emprendió una travesía en una balsa de palos y gomas para huir de su Cuba natal.

Tras quedar a la deriva en el mar durante cuatro días y permanecer 16 meses detenido en Guantánamo, finalmente llegó a su destino, Miami, donde se reencontró con su esposa y su pequeño hijo.

Han pasado más de dos décadas y su deseo de regresar a una Cuba libre se mantiene intacto. Pero para él aún no ha llegado el momento.

“Si se acaba la represión y la falta de libertad volvería”, dijo Ojeda, de 59 años, a The Associated Press. “Allí no se puede ni hablar en la calle porque todo lo que uno diga en contra del gobierno es malo”, expresó el exiliado cubano que no pudo asistir al velorio de su madre que falleció dos meses después de que él llegara a Miami.

En 2015 hizo un breve paso por la isla porque un tío estaba grave de salud. Lo que encontró no fue lo que recordaba.

La destrucción más tremenda la vi en la gente, muy flaca, lucía muy mal… fue lo que más me afectó”, dijo mientras sorbía un café.

Al igual que Ojeda, muchos exiliados anhelan visitar Cuba por turismo o para reencontrarse con sus familias. Sin embargo, sostienen que aunque Fidel Castro ha fallecido no viajarán hasta que su patria recupere la libertad.



Source: Noticias del Mundo