Gobierno indio llama a Pakistán país terrorista y le acusa de ataque que dejó 17 muertos

NUEVA DELHI. El ministro del Interior de la India, Rajnath Singh, acusó en términos muy duros a Pakistán de ser un país terrorista y le señaló como responsable por el ataque hoy de un grupo de insurgentes a una base militar de la Cachemira india que ha dejado 17 soldados muertos y dos docenas de heridos.

“Pakistán es un estado terrorista y debería ser identificado y aislado como tal”, indicó Singh en la red social Twitter, tras el ataque contra la base de Uri, situada cerca de la Línea de Control (LoC, frontera de facto con Pakistán).

Cuatro insurgentes, que fueron abatidos en el ataque, penetraron en la madrugada de hoy por la parte trasera de la base de Uri, donde tiene su emplazamiento un batallón de infantería, y atacaron aprovechando el cambio de guardia.

En ese momento muchos militares se encontraban en tiendas y alojamientos temporales en los que se produjo un fuego, que provocó la muerte de un número importante de soldados que no ha sido facilitado oficialmente.

“Hay indicaciones concluyentes y definitivas de que los participantes en el ataque a Uri estaban altamente entrenados, fuertemente armados y especialmente equipados”, indicó el ministro indio.

Singh, que desde primera hora del día estuvo pendiente de la situación y suspendió un viaje que tenía previsto realizar a Rusia y Estados Unidos, manifestó su “decepción” con el “apoyo continuado y directo de Pakistán al terrorismo y a grupos terroristas”.

El ministro, que mantuvo reuniones a lo largo de día con los principales responsables de la seguridad del país, indicó que ha informado al primer ministro, Narendra Modi, acerca de esas deliberaciones.

La India sufrió hoy con el asalto a la base de Uri el peor ataque a una base militar de la Cachemira desde 2002, cuando tres insurgentes atacaran un cuartel del Ejército indio en Kaluchar dejando más de 30 muertos, la mayoría militares y sus familiares.

Modi aseguró hoy que los responsables del ataque a la base de Uri serán perseguidos y castigados.

“Condenamos firmemente el cobarde ataque en Uri. Le aseguro a la nación que quienes están detrás de este despreciable ataque no saldrán impunes”, indicó Modi en la red social Twitter.

Cachemira, uno de los territorios más militarizados del mundo, es objeto de litigio por de Pakistán y la India, que han librado por este territorio dos guerras y numerosos conflictos bélicos menores.



Source: Noticias del Mundo