Las esclavas sexuales del Estado Islámico

KHANKE. El aviso en árabe es espeluznante: “Virgen. Hermosa. De 12 años… Su precio ya está en 12.500 dólares y será vendida pronto”.

La publicidad, junto con otras de gatitos y armas, apareció en una aplicación encriptada y fue enviada a The Associated Press por un activista de la comunidad yazidi de Irak, que trata de liberar a unas 3.000 mujeres y niñas que se cree están siendo retenidas como esclavas sexuales por extremistas de la agrupación Estado Islámico, o EI.

A medida que el EI es expulsado de una ciudad tras otras en el califato que ha creado, aumenta su control sobre sus cautivas, internando a las mujeres yazidis en su territorio y vendiéndolas como esclavas en populares aplicaciones encriptadas como Telegram y WhatsApp, según comprobó la AP.

El grupo cuenta con un banco de datos con las fotos de las cautivas y los nombres de sus propietarios para evitar que escapen. Y asesina a quienes tratan de rescatarlas.

Miles de yazidis curdos fueron tomados prisioneros y miles más fueron asesinados cuando los combatientes del EI ocuparon sus pueblos del norte de Irak en agosto de 2014. Desde entonces las mujeres yazidi capturadas han sido forzadas a trabajar como esclavas sexuales.



Source: Noticias del Mundo