Murió Fidel Castro: ¿Y ahora, qué?

LA HABANA. La muerte de Fidel Castro no supondrá cambios inmediatos ni radicales en la Cuba socialista, pero podría acelerar reformas económicas más audaces y un estilo de Gobierno más pragmático e institucional que asuma la importancia del relevo generacional y de una cultura y periodismo más abiertos.

“¿Qué ocurrirá ahora en Cuba?”. La pregunta ha resonado desde que el 25 de noviembre falleció el hombre que rigió los destinos de la isla por más de medio siglo.

De inmediato, en lo político, “probablemente nada”, señala a Efe el analista y exdiplomático cubano Carlos Alzugaray, quien sí percibe “tensiones en el ámbito cultural y del periodismo, y habrá que decantarse por más apertura”.

“Como tantos casos similares, y más en este, en que el fallecimiento ha estado precedido por un largo período de transición de 10 años, muchos cambios ya se han ejecutado. Sin embargo, la partida definitiva de Fidel probablemente permita al presidente Raúl Castro y a los dirigentes más cercanos actuar con más autonomía”, sostiene.

En contra de la creencia generalizada, Raúl Castro no consultaba a su hermano Fidel cada paso, pero tampoco lo ignoró.

Alzugaray cree que “muchos cambios se pospusieron por respeto a una figura que puede ser vista como el patriarca respetado de una familia que sabe que tiene que cambiar, pero no quiere darle un disgusto al fundador en vida”.

Descentralización, unificación monetaria, ley de pequeña y mediana empresa y una reforma migratoria más flexible para los que se fueron son algunos de los temas pendientes que podrían ganar velocidad.

La vieja guardia del Partido Comunista, agrega, “puede haberse escudado en la presencia física de Fidel para evitar los cambios más audaces”, pero “ahora ya no está”.

Ni siquiera en forma de estatua, calles o plazas, porque siguiendo su voluntad, la Asamblea cubana prohibirá por ley el uso del nombre de Fidel para esos fines.



Source: Noticias del Mundo