Rajoy encuentra comprensión en los liberales en su deseo de ser reelegido

MADRID. El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, encontró hoy la comprensión de los liberales en su deseo de ser reelegido, a la espera de ver si los socialistas mantienen mañana cerrada la puerta a ese objetivo.

Al frente del PP (centroderecha), Rajoy ganó las elecciones del pasado 26 de junio con 137 diputados de 350 del Congreso, por lo que necesita ampliar su base para ser reelegido jefe del Ejecutivo.

En el marco de los contactos que lleva a cabo con los grupos parlamentarios, Rajoy se reunió hoy con los líderes de Ciudadanos (liberales), Albert Rivera, y Unidos Podemos (izquierda), Pablo Iglesias.

Ciudadanos reunirá mañana a su dirección para decidir qué votará si Rajoy acude al Congreso, pero hoy Rivera adelantó que su partido quiere que “entre todos se pueda encontrar un espacio mínimo” de acuerdo que logre desbloquear la situación.

La hipótesis es que Ciudadanos pudiera abstenerse en alguna de las dos votaciones sobre Rajoy en el Congreso, aunque ello dejaría la responsabilidad final en los socialistas.

Los comicios de junio fueron una repetición de los que tuvieron lugar seis meses antes, el 20 de diciembre de 2015, y de los que salió un Parlamento fragmentado que fue incapaz de llegar a un acuerdo.

Albert Rivera descartó hoy que los liberales puedan entrar en un gobierno del PP, pero también rechazó que pueda haber unas terceras elecciones en menos de un año, lo que permite augurar que los liberales podrían facilitar la investidura de Rajoy.

Rivera expresó la voluntad de su partido de sentarse a hablar “inmediatamente” con el nuevo Gobierno de cuestiones que considera prioritarias para el país, como el techo de gasto y los presupuestos.

Por su parte, Mariano Rajoy se comprometió a enviar a Rivera un documento con objetivos y propuestas de reformas para la legislatura sobre el que negociar y lograr que el nuevo Ejecutivo cuente con “un apoyo parlamentario sólido”.

El PP, que tiene 137 de los 350 escaños del Congreso, emitió un comunicado en el que agradece a Ciudadanos su voluntad constructiva en la actual situación política y el esfuerzo que ha mostrado para intentar entenderse.

El PP da mucha importancia a la actitud de Ciudadanos, que cuenta con 32 escaños, porque contar con su apoyo, aunque sea en forma de abstención, supone trasladar la presión al PSOE (socialistas), que con 85 escaños tendrían la llave de la gobernabilidad de España.

La dirección del PSOE decidió el sábado pasado rechazar la reelección de Mariano Rajoy como jefe del Ejecutivo por considerar que sus propuestas están muy alejadas.

Por eso es relevante la reunión que mañana mantendrán Rajoy y el líder socialista, Pedro Sánchez, aunque todo apunta a que el PSOE no se saldrá de la posición adoptada el sábado.

El propio Albert Rivera telefoneará mañana a Pedro Sánchez para intercambiar impresiones sobre la investidura de Mariano Rajoy al ser decisivo el papel que adopten ambos partidos.

La idea de Ciudadanos era una gran acuerdo con socialistas y populares, pero en los últimos días los liberales han rebajado las expectativas y ya sólo consideran como hipótesis un Gobierno en minoría del PP como alternativa a una nueva convocatoria de elecciones.

El portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, elogió la actitud “constructiva” de los liberales para apremiar al PSOE y, de algún modo, cargar sobre los socialistas la responsabilidad de que haya Gobierno o nuevos comicios.

“Sería un sinsentido el tener que acudir otra vez a las urnas para que los ciudadanos resuelvan un problema que es perfectamente solucionable si estamos a la altura”, dijo el dirigente del PP.

No obstante, los socialistas reiteran estos días que Rajoy tiene que esforzarse en conseguir el apoyo de fuerzas ideológicamente cercanas antes de apelar al PSOE.

Durante la tarde de hoy Rajoy también se entrevistó con el líder de Unidos Podemos (izquierda), Pablo iglesias, quien mostró su rechazo al candidato del PP español y advirtió al PSOE de que pueden convertirse en “socios” de los populares si les dan su apoyo.

El próximo día 19 se abrirá la nueva legislatura y, a partir de ese momento, el rey podrá convocar a los grupos parlamentarios para proponer un candidato a jefe del Ejecutivo que deberá someterse al debate y votación.



Source: Noticias del Mundo