Rusos logran alto el fuego en la ciudad siria de Hassaké entre kurdos y régimen

HASSAKÉ, Siria. Militares rusos lograron este domingo un alto el fuego en la ciudad siria de Hassaké (noreste) entre los milicianos kurdos y las fuerzas del régimen, tras violentos combates, explicó a la AFP una fuente militar.

Tras 48 horas de negociaciones en la ciudad vecina de Qamichli, los protagonistas acordardon poner fin a los combates para permitir la evacuación de muertos y heridos, para volver a las posiciones militares previas y para permitir las negociaciones, precisó esa fuente.

Las fuerzas kurdas habían logrado avanzar en la ciudad, que da también su nombre a esta provincia del noreste de Siria, obligando a las milicias progubernamentales a batirse en retirada.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) y un periodista local que trabaja para la AFP, tras violentos combates en la noche del sábado, las fuerzas kurdas avanzaron en dos barrios controlados por el régimen en el sur de la ciudad, An Nachua y Az Zuhur. Los milicianos kurdos también ganaban posiciones en otro barrio del sur, Gweiran, ésto según una fuente kurda.

Tras el acuerdo, siete posiciones tomadas por los kurdos volvieron a manos del ejército, aunque otras tres quedaron en su poder, constató una periodista de la AFP.

Los aviones del régimen sobrevolaron, sin bombardear, esta ciudad ahora ampliamente controlada por los kurdos.

Esta semana se había abierto un nuevo episodio en esta guerra -que dura ya cinco años- con el bombardeo por primera vez por parte de aviones del régimen sobre posiciones kurdas en Hassaké.

Estos bombardeos provocaron -también por primera vez- una intervención directa de los aviones de la coalición liderada por Estados Unidos, para “proteger” a sus fuerzas especiales que asesoran a los combatientes kurdos. Sin embargo, no hubo enfrentamientos directos entre ambas partes.

Según el OSDH, los combates entre kurdos y fuerzas del régimen causaron desde el miércoles 43 muertos, entre ellos 27 civiles de los cuales 11 niños. Miles de personas han abandonado la ciudad.

Según Almasdarnews, un sitio prorrégimen bien informado, los combates se habían reanudado el sábado por la tarde tras el fracaso inicial de una mediación de militares rusos.

Los rusos son aliados del régimen sirio, al que apoyan militarmente.

Los kurdos de Siria (15% de la población) autoproclamaron en marzo una “región federal”, con la aspiración de unir en un solo territorio las regiones que controlan en el norte de Siria.

Los combatientes kurdos se han convertido, sobre todo para Washington, en la fuerza más eficaz para combatir a los yihadistas del Estado Islámico (EI).



Source: Noticias del Mundo