Decomisan cerca de RD$260 millones en medicamentos, bebidas y cigarrillos ilícitos

SANTO DOMINGO. La Procuraduría General de la República reveló que en el primer semestre del año han sido confiscados productos ilícitos, falsificados y de contrabando, cuyo valor en el mercado nacional ronda los RD$260 millones. La mayoría de los casos corresponden a medicamentos, cigarrillos y bebidas alcohólicas.

Las labores han sido ejecutadas por la Procuraduría Especializada de Crímenes y Delitos contra la Salud y corresponden en su mayoría a casos de decomisos de medicamentos, así como a bebidas alcohólicas y cigarrillos de marcas nacionales y extranjeras.

En ese sentido, el titular de esa dependencia del Ministerio Público, Rafael Brito Peña, detalló que de los valores decomisados la mayor cantidad corresponde a cigarrillos, ascendiendo a un total de RD$159 millones 300 mil, confiscados de ese producto en los primeros seis meses del año 31 millones 860 mil unidades.

En igual período, también han sido confiscadas bebidas alcohólicas cuyos valores ascienden a RD$60 millones y en el caso de los medicamentos los valores alcanzan los RD$40 millones.

Brito Peña explicó que un total de 97 medidas de coerción han sido impuestas este año en diferentes jurisdicciones por este tipo de delitos, estableciéndose que siete de ellas fueron de prisión preventiva, 15 impedimentos de salidas del país, 36 garantías económicas y 39 consistentes en presentaciones periódicas.

Dentro de las acciones operativas, la entidad del Ministerio Público registra un total de 1,470 inspecciones directas, 79 allanamientos, 61 arrestos y el cierre de 27 locales de expendio de alimentos. También fueron clausuradas 22 procesadoras de agua, 5 centros sanitarios y 4 farmacias o boticas.

Las labores se han llevado a cabo conjuntamente con las fiscalías de diversas jurisdicciones y la colaboración de inspectores del Ministerio de Salud Pública y miembros del Departamento de Investigación de Falsificaciones de la Policía Nacional y de la Subdirección Adjunta Contra el Crimen Organizado, así como de la Dirección Central de Inteligencia Delictiva (DINTEL) y de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (DICRIM).

Algunos de los casos

Como resultado de las labores de la Procuraduría Especializada de Crímenes y Delitos contra la Salud, entre otros casos, este año fue desmantelado en La Vega un laboratorio clandestino para la elaboración de bebidas alcohólicas durante una operación en la que fueron arrestadas 10 personas y solicitada en su contra la imposición de medida de coerción. Los apresados fueron García Alvino, Danny Aquino Tavares, John Luis Aquino Tavárez, Luis Daniel Saldívar Almonte, José Alberto Paulino Ureña, Julio Miguel Cruz Pichardo, Ángel Aquino Tavares y el ciudadano haitiano Junior Presinvil.

Igualmente en el transcurso de una operación llevada a cabo en establecimientos comerciales localizados en el sector de Villas Agrícolas, en el Distrito Nacional, fueron arrestados y sometidos a la justicia Juan Rodríguez Santos y Benjamín Abreu García, por estar vinculados al contrabando y falsificación de bebidas alcohólicas y cigarrillos.

Durante varios allanamientos en distintas zonas de las provincias Valverde y Peravia fueron decomisados una gran cantidad de bebidas alcohólicas y cigarrillos de marcas nacionales y extranjeras, valoradas en aproximadamente 10 millones de pesos.

Asimismo en otra operación en el sector Villa Europa de Verón, Punta Cana, fue clausurada de forma provisional la empresa GOPERBA, luego de incautar mediante allanamiento, varios alimentos que distribuye para consumo humano, con serias irregularidades y ausencia de registro sanitario.

En Pedernales se le impuso tres meses de prisión preventiva a Carlos Alberto Pérez Cuevas por supuestamente tratar de introducir a Haití de manera ilegal, 17 cajas gigantes repletas de medicamentos.

En tanto que en Santo Domingo Este, en el sector Los Tres Brazos, fue arrestado Melvin Santos Martínez (Melvin Pastilla), por presuntamente formar parte de una organización criminal que se dedica a la falsificación, adulteración y contrabando de medicamentos.

Mientras que en Villa Altagracia al comerciante Rafael Sánchez Infante les fueron impuestas medidas de coerción consistentes en una garantía económica de 500 mil pesos, presentación periódica e impedimento de salida del país, por estar también implicado en un contrabando de bebidas alcohólicas y cigarrillos.



Source: Noticias