En la Zona Colonial se respiran aires de Gobierno

Desde que hace tres semanas el presidente electo, Luis Abinader comenzara a despachar todo lo concerniente al Gobierno que presidirá a partir del próximo 16 de agosto en el Hotel Nicolás de Ovando en la Zona Colonial, el lugar se ha convertido en el palacio de gobierno interino.

Por la histórica edificación, ubicada en la calle Las Damas desfilan a diario decenas de dirigentes políticos, principalmente del Partido Revolucionario Moderno (PRM), organización por la cual se postuló al cargo, así como distintas personalidades de la vida nacional, amigos y allegados, tal y como en principio ocurría en su residencia del Ensanche Paraíso en el Distrito Nacional tras haber resultado ganador de las elecciones.

Vigilado por un discreto, pero estricto despliegue de seguridad en el que participan miembros del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR), empleados del hotel y guardaespaldas, allí se realizan las reuniones de más alto nivel entre el futuro gobernante, sus anunciados ministros y funcionarios de diversos niveles y las distintas comisiones de trabajo para el traspaso de mando.

Se ha vuelto costumbre la llegada temprana de Luis Abinader al Hotel Nicolás de Ovando, por el cual ingresa a través de la avenida Francisco Caamaño Deñó.

La masiva concurrencia hace que el transito se congestione en la calle las Damas, porque los vehículos en los que se transportan los que se congregan en el Hotel Ovando acaparan la estrecha calle antigua.

Mientras todo eso ocurre, sin importar el día de la semana o si es en horas de la mañana o la tarde, los medios de comunicación han hecho de la entrada de la locación un lugar estratégico para buscar informaciones de los que llegan o se marchan, y abordarlos sobre diversos temas que atañen a las salientes y entrantes autoridades.

Los representantes de los medios también se colocan en la plaza María de Toledo, ubicada frente al Hotel Ovando, donde han sido colocadas carpas y baños móviles para dar facilidades a quienes acuden a realizar cobertura noticiosa, pero que también es aprovechado por personas que con otras intenciones acuden a las inmediaciones para acercarse a los que van al lugar de reuniones, a los que ni la lluvia detiene.

Entre los futuros funcionarios que con más frecuencia visitan el Hotel Ovando están el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza; el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Antoliano Peralta; el ministro de Salud, Plutarco Arias y de Obras Públicas, Deligne Asunción.

Otros que frecuentan el lugar son el ministro de la Presidencia, Lisandro Macarrulla, el de Educación, Roberto Fulcar, de Ética Gubernamental, Milagros Ortiz Bosch y el canciller, Roberto Álvarez y el expresidente del PRM, Andrés Bautista, entre otros.

Las actividades

En los cerca de 20 días en que Luis Abinader ha estado despachando desde el Hotel Nicolás de Ovando se han realizado la entrega del certificado que lo acredita a él y a Raquel Peña como presidente y vicepresidenta electos, un almuerzo con los senadores del PRM que también resultaron en las pasadas elecciones y diversas actividades de carácter social a juzgar por las personas que han sido vistas llevando regalos y arreglos florales y en globos.

Los Rumores

Cada vez que llega o sale una persona o una comisión al Hotel Nicolás de Ovando que no pertenecen al grupo de los que ya han sido anunciados para ocupar puestos en la administración pública se desata una serie de conjeturas entre los que siguen el curso de los trabajos sobre si van en busca de nombramientos o se trata de miembros de alguna comisión o son visita de cortesía.



Source: Noticias