Escándalos en San Cristóbal y Baní se han llevado a varios oficiales este año

SANTO DOMINGO. En lo que va de año se han producido cuatro escándalos que involucran a agentes policiales en las provincias San Cristóbal y Peravia a dos de los cuales les ha proseguido cancelaciones y cambios en la dirección regional de la zona y un comandante, así como la destitución y recomendación de cancelación de un el encargado de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (DICRIM) y otros dos oficiales.

En esos hechos han muerto siete personas en intervenciones policiales, de las cuales cuatro se señalan como delincuentes.

El incidente más frecuente ocurrió el pasado domingo en Baní, cuando en la alegada persecución que daba la Policía a una banda de delincuentes que habría intentado secuestrar a un comerciante murieron en un supuesto fuego cruzado el mecánico Tirson Antonio Pérez Mejía, de 39 años, y el taxista Rubén Darío Díaz Pimentel, de 50.

El hecho ha causado gran indignación en la sociedad banileja, principalmente en sus comunidades Villa Sombrero y El Llano donde residían ambas víctimas, en las que se han producido diversas manifestaciones de protesta.

A principios del mes en curso se dio a conocer la denuncia del buzo Darlin Franco de que varios policías le habían robado parte de los RD$1.5 millones que había encontrado en un vertedero de esa ciudad.

El hecho motivó que fuera destituido el comandante de esa dotación, coronel Sixto de la Cruz Ramírez y que fuera recomendada la cancelación del capitán Luis Medrano, el mayor José Francisco Valera y el teniente coronel José de Oleo Herrera, este último estaba al frente de la DICRIM.

El pasado mes de septiembre, el primer teniente del Ejército, Dionisio Medrano de los Santos y su esposa Josefina Reyes y Reyes fueron ultimados de varios disparos durante una intervención policial en la que alegadamente los agentes buscaban a un delivery que se había escondido en un colmado propiedad de ambos, ubicado en la comunidad de Canastica, San Cristóbal.

Una investigación del hecho, calificado por testigos como una ejecución, determinó que unos 24 policías que actuaron en el operativo fueran sometidos a la justicia, de los cuales 20 fueron procesados. Varias semanas después de ese incidente fue sustituido el director de la Regional Sur Central, con asiento en Baní, general Máximo Báez Aybar.

En enero fueron muertos a manos de la Policía en Baní los presuntos delincuentes, Wellington Pérez Lantigua, de 31 años, Juan Carlos Martínez de 30 y otro que no fue identificado, acusados de pertenecer a una banda que robaba en apartamentos, lo cual en su momento fue objeto de amplios debates.



Source: Noticias