Inundaciones en Moca destruyen 47 viviendas; las pérdidas son millonarias

Moca, ESPAILLAT. Decenas de familias damnificadas, más de 47 viviendas destruidas y decenas afectadas en más del 75%, es el balance preliminar de las inundaciones que afectaron a esta provincia, a causa de la crecida de ríos y cañadas que inundaron varias localidad el pasado martes, dejando pérdidas millonarias.

También se informó la pérdida de varias cabezas de ganado, cerdos y aves.

El gobernador provincial, Diloné Ovalles, ofreció ayer las informaciones de los primeros levantamientos que realizaron.

Indicó que 47 viviendas quedaron destruidas totalmente, decenas de casas resultaron afectadas en más del 75%, y fueron arrasados varios predios con diferentes cultivos.

Confirmó que en las crecidas fallecieron varias reses, cerdos y algunos pollos y gallinas que fueron arrastrados por las fuertes crecidas de los ríos Moca, Moquita y algunas cañadas que afectaron los sectores de Milito, La Joyita, La Punta, Los Pancho, Juan de Dios, La Frontera, Juan López, López Tres y los distritos municipales de Las Lagunas y Monte de la Jagua.

Las autoridades del Gobierno todavía no tienen un estimado de las pérdidas económicas ocasionadas por las inundaciones, pero se dijo que son millonarias.

“Hemos dispuesto un operativo general con la participación de varias entidades del Gobierno como son Salud Pública, Obras Públicas, Comedores Económicos, Defensa Civil, Cruz Roja y el Ejército Nacional de la República Dominicana para tener un informe debidamente confiable, y entonces saber cuáles son las medidas a tomar para ir socorriendo a los afectados”, subrayó Ovalles.

Adelantó que a las familias afectadas por las inundaciones se les suministrará alimentos cocidos y, si es necesario, medicinas.

Dijo que varias familias que perdieron sus casas en La Frontera y La Punta, serán reubicadas temporalmente en el club Juan Pablo Duarte, ubicado en esa comunidad.

Del mismo modo, indicó que serán ubicados algunos centros para alojar a las familias que perdieron sus viviendas en las diferentes comunidades.

“Por suerte no hemos tenidos víctimas humanas, esta crecida del río Moca tenía más de 30 años que no se veía”, comentó Ovalles.



Source: Noticias