Lo que encontró César Mella en el Seguro Social

SANTO DOMINGO. Lo que para unos significa un riesgo, para el psiquiatra César Mella es un desafío y una oportunidad: dirigir el Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS), una entidad en la que tiene voz, pero no voto, y donde las decisiones deben ser avaladas por el consejo tripartito que conforman el Gobierno, empleadores y representantes de los trabajadores.

El doctor Mella hereda una red hospitalaria conformada por 20 hospitales, 28 policlínicas y 65 consultorios, todos con problemas de equipamiento, de infraestructura y déficit de camas y medicamentos.

El presupuesto actual del IDSS es de alrededor de RD$2,930 millones, y mantiene una deuda acumulada de más de RD$500 millones y a una semana de tomar posesión del cargo, el reconocido psiquiatra tuvo que buscar RD$25 millones prestados para sacar a flote el Hospital de la Mujer.

Además de la red hospitalaria, el IDSS cuenta con una Administradora de Riesgos de Salud (ARS-Salud Segura), una Prestadora de Servicios de Salud (PSS), una Administradora de Riesgos Laborales (ARL), las Estancias Infantiles y la sede central, que en conjunto tienen 10,256 empleados, entre personal de salud y administrativo, para una nómina de alrededor de RD$250,996,000.

Para el ex presidente de la Agrupación Médica del IDSS (Amidss), Rafael Rodríguez Sandoval, la designación de Mella es esperanzadora, y conf]ia en que se mejoren los centros de salud, y se les valore en cuanto a la distribución de los recursos que producen.

Esa esperanza la tienen también los cientos de pacientes que asisten al hospital Salvador B. Gautier, y al del IDSS, quienes aguardan que les despachen los medicamentos que les indican los médicos para mejorar sus dolencias o prolongar sus vidas.

Dos ejemplos de la situación del centro son José Ramírez y Lucía Aquino, pensionados y enfermos mayores de 65 años, quienes deben de ir a un centro de diagnósticos e imágenes privado cuando requieren de un estudio de esa categoría.

La prioridad del nuevo director del IDSS es fortalecer los hospitales, sanear las finanzas, aumentar las recaudaciones, así como proteger los bienes de la institución, y recuperar la confianza del pueblo en lo que parece un barco a la deriva, pero que tiene posibilidad de recuperación de aquí a diciembre de este año.

Ahora están en una labor diagnóstica, y están inventariando los vehículos, los equipos de comunicación móvil, las cuentas, además de investigar los nombramientos y las indelicadezas.

“No quiero crear incertidumbre en el personal, no habrá cancelaciones odiosas, pero no habrá resultados espectaculares a largo plazo”, dijo el director del IDSS.

Sigue pendiente cumplir con lo que dispone la Ley 123-15, que crea el Servicio Nacional de Salud (SNS), para viabilizar el traspaso de los hospitales del Seguro Social a la Red Pública.

En este caso, Mella aboga por una co-gestión, es decir que el SNS asuma la red hospitalaria del IDSS sin perjuicio de los empleados y del patrimonio. Sólo que para el director del IDSS, el traspaso debe ser apoyado por un decreto que le dé fuerza.



Source: Noticias