Provincias del Norte y el Cibao Central comienzan recuperación, tras las lluvias

SANTIAGO. Las principales provincias del Norte y el Cibao Central que resultaron seriamente afectadas por las inundaciones de las últimas semanas se mantienen en labores de recuperación, aunque todavía está suspendido el tránsito terrestre entre las provincias Montecristi y Dajabón, como consecuencia del desplome de un tramo de la carretera Manolo Tavárez Justo.

Este viernes, desde San Francisco de Macorís, Puerto Plata, La Vega, Moca (Espaillat), Salcedo (Hermanas Mirabal), los reportes de corresponsales dan cuenta de que miles de familias estaban retornando a sus viviendas, luego de más de 30 horas de pausa de lluvias.

Hugo Gómez, comunicador de Puerto Plata, informó que esa ciudad llevaba dos días de sol radiante, y que muchas familias, cuyas viviendas resultaron anegadas por las aguas en diferentes localidades volvieron a las mismas.

Dijo que las familias esperan las ayudas por parte del Gobierno, mientras el Instituto Nacional de la Vivienda (INVI) realiza un levantamiento para determinar la cantidad de casas que se necesitan construir para compensar a las familias que las perdieron con las inundaciones.

En San Francisco de Macorís, la situación es similar, y se informó que en el Bajo Yuna, ya muchas familias volvieron a ocupar sus casas, aunque no aquellas que las perdieron por completo.

Mientras Montecristi se mantiene incomunicada debido al desplome del carril derecho de la carretera Manolo Tavárez Justo, por donde más de diez guaguas de empresas del transporte privado se fundieron tratando de cruzar la vía.

Máximo Ventura, director provincial de la Defensa Civil, declaró que se mantiene el aviso de peligro en la referida carretera, porque los niveles del agua del Yaque del Norte no han querido ceder.

Dijo que debe evitarse que ocurra alguna tragedia en ese lugar.

En el municipio Villa González, en Santiago, el arroyo Arrenquillo sufrió una crecida la noche del pasado jueves, y arrasó con siete viviendas ubicadas en el sector con el mismo nombre.

Héctor Santana, hablando en nombre de las familias afectadas, declaró que además de las viviendas perdieron todos sus ajuares, por lo que esperan la ayuda por parte del Gobierno.

Por otro lado, la gobernadora provincial, Aura Toribio, informó que el Gobierno Central, a través de Bienes Nacionales, se encuentra ubicando los terrenos para construir un proyecto habitacional, donde serán alojadas las familias que perdieron sus viviendas en las últimas semanas, como consecuencia de inundaciones, derrumbes o deslizamientos de tierra.

La funcionaria dijo que en esta ciudad se estima que entre 135 y 140 familias perdieron su casa, mientras que otras dos mil fueron afectadas en los diferentes municipios y sectores urbanos.



Source: Noticias