Sepultan niña muerta por delincuentes en La Romana

LA ROMANA. Durante el sepelio de la niña Ana Iris Taveras Ciprián, de ocho años, muerta de un disparo por dos asaltantes, un pastor evangélico expresó conformidad con que “quiten del medio” a pecadores impenitentes como estos.

El líder religioso Miguel Ángel Guerrero, de la Iglesia de Dios Enmanuel, del sector La Sabanita, en el municipio de Villa Hermosa, se mostró indignado por el deceso de “Perla Massiel”, como era conocida la menor.

“Creo que a esos disociales, que Dios sabe que nunca se van a arrepentir, {…} mejor es que los quiten del medio”, expresó ante el ataúd abrazado por los padres de la niña y rodeado de dolientes.

Agregó: ”Para que ellos sigan llevando gente buena de sociedad a la tumba, pues mejor que se vayan ellos, porque eso hace que uno se sienta impotente”.

De igual modo, en el entierro de Massiel, que se efectuó en el “Cementerio Municipal 2”, el pastor Miguel Ángel Guerrero cuestionó la facilidad con que los tribunales dejan en libertad a los delincuentes.

De su lado, la Policía informó que activa la identificación de los dos asaltantes que la noche del miércoles causaron la muerte a la niña a causa de un disparo en la cabeza.

Ana Iris Taveras Ciprián (a) Masiel era hija de Diana María Ciprián Mejía, de 29 años, residente en el sector La Sabanita, de Villa Hermosa.

El hecho tuvo lugar alrededor de las 8:30 de la noche cuando la niña se hallaba en la acera de su vivienda, a varios metros de donde los desconocidos asaltaron a Mateo Carlos, de 53 años, y Juan Antonio Severino Efraín (a) Nino, de 40.

“Ambos estaban sentados en la acera de sus viviendas a poca distancia del lugar donde se encontraba la niña, cuando se presentaron los asaltantes en una motocicleta AX-100”, señala el informe policial.

Carlos fue despojado un teléfono celular, su cartera con sus documentos personales y 2,000 pesos en efectivo, y Severino Efraín de su teléfono celular.

Cuando los asaltantes se marchaban, uno de ellos hizo un disparo hacia atrás que mató a la menor.

Mientras que la Policía Científica levantó en el lugar del hecho un casquillo calibre nueve milímetros.



Source: Noticias